Adra lanza una campaña para alertar sobre la basura que acumula el Mediterráneo

Los niños de la Escuela de Verano del Club Náutico de Adra han participado en la limpieza voluntaria de playas. /IDEAL
Los niños de la Escuela de Verano del Club Náutico de Adra han participado en la limpieza voluntaria de playas. / IDEAL

La iniciativa ha sido organizada por el Real Club Náutico, está enfocada a la población en general y estará vigente hasta el 13 de diciembre

M. TORRESADRA

Concienciar. Es el objetivo de la nueva campaña de educación ambiental sobre la que trabaja el Real Club Náutico de Adra. Quizá sea también la única alternativa ante una situación alarmante. Cada año nuestros mares reciben entre 4 y 12 toneladas de basura, según los datos facilitados. El más contaminado es el Mediterráneo. El 96 por ciento de la basura que recibe es plástico procedente de tierra firme en su mayoría. Las consecuencias llegan a ser mortales para algunos animales marinos como los delfines o las tortugas bobas. Los varamientos de cetáceos aumentan y las picaduras por medusas también.

La acumulación de basura es rápida, su degradación es lenta y la mano del hombre siempre está detrás. Ante esta alarmante situación, «actuar» es casi una obligación. «No hay que hacer grandes heroicidades», apuntan desde el club. Basta con aplicar sentido común. «Es tu obligación dejar la playa mejor o igual que la encontraste», añaden. A través de trípticos, que se repartirán a pie de playa a la población en general, se aconseja no llevar sustancias tóxicas al mar, recoger la basura, cambiar el combustible de las lanchas fuera del mar, elegir bronceadores resistentes al agua y «evitar hacer las necesidades fisiológicas porque aumenta la contaminación biológica». En estos mismos dípticos, se visualiza la diferencia entre mantener limpio o sucio el mar a través de imágenes y se presta especial atención a la presencia de plásticos. Una de sus principales víctimas es la tortuga boba: «El 93 por ciento de la basura que ingiere en el Mediterráneo es plástico». Su muerte por inanición, ante la falsa sensación de saciedad, provoca un aumento de medusas en las playas de la costa mediterránea.

Los mensajes de esta campaña también se dirigen a las familias y a los hábitos domésticos. Se advierte de que el aceite que termina en el fregadero afecta directamente a la depuración de aguas residuales. A mayor suciedad, mayor concentración de medusas. «Ya sea de forma accidental o con intención, la responsabilidad es completamente nuestra y cada uno de nosotros puede cooperar para generar una diferencia», concluyen. La campaña de protección del medio marino también llegará a los niños la escuela de vela de club y de la de verano.

Temas

Adra

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos