Adra lanza un segundo pliego para lograr adjudicar la gestión de la Piscina Cubierta

Adra lanza un segundo pliego para lograr adjudicar la gestión de la Piscina Cubierta

El punto sale adelante con una Corporación municipal dividida

MARÍA TORRES ADRA

La Piscina Cubierta de Adra dispone de un nuevo pliego de condiciones para llamar a la puerta de las empresas que estén interesadas en gestionar su plantilla. El Ayuntamiento de Adra ha dado luz verde a un nuevo documento ante una Corporación municipal dividida: PP y Cs votaron a favor, Plataforma Abderitana y Esther Gómez lo hicieron en contra y el PSOE se abstuvo. El 1 de julio la instalación liquida su relación con la empresa privada que la ha gestionado hasta la fecha y será el Ayuntamiento quien tome las riendas. Comienza un periodo de transición con la externalización del personal necesario para su actividad deportiva y administrativa.

Según ha informado el Consistorio abderitano, el pliego de gestión contempla un importe inicial de 411.400 euros anuales. Incluye, además, la subrogación «del personal existente en el momento de la adjudicación». La duración del contrato es de dos años, desde el inicio de la adjudicación, más dos años prorrogables. La empresa adjudicataria debe impartir cursos de natación en todas sus modalidades, ya sea para niños, adultos, terapéutica o de mantenimiento.

Por otro lado, se compromete a organizar «eventos acuáticos» y actividades dirigidas, en piscina y en sala fitness. La limpieza y el mantenimiento de las instalaciones completan las condiciones. Las empresas que deseen participar en el proceso de licitación también deben tener en cuenta el horario de la instalación, de lunes a viernes, de ocho de la mañana a diez y media de la noche, y de nueve a dos de la tarde durante los fines de semana.

«Estos pliegos de condiciones, que aseguran la continuidad de este importante servicio para nuestra ciudad, despeja definitivamente todas las dudas que se han sembrado sobre el futuro de la instalación y da certidumbre al personal que presta sus funciones en ella», ha declarado al respecto Alicia Heras, concejala de Hacienda en el Ayuntamiento de Adra.

Debate plenario

Este segundo intento para adjudicar la instalación municipal fue uno de los puntos más debatidos en la sesión plenaria del pasado miércoles. La portavoz del PSOE, Teresa Piqueras, mostró su desacuerdo con la forma de proceder del equipo de gobierno. «Hay distintas formas de gestionar. La cuestión de urgencia, de necesidad y de interés social ha llegado. Hay más de 3.000 firmas que no quieren cerrar la piscina», dijo para justificar que el Ayuntamiento debe asumir el servicio.

Su homólogo en Plataforma Ciudadana Abderitana, Francis F. Guardia, insistió en la misma posibilidad y aludió a la Ley de Presupuestos de 2018 para hacerlo. «La gestión municipal es más económica que la indirecta y así consta en el Plan de Ajuste de este Ayuntamiento», apuntó. En la misma línea que su anterior compañero de partido, Esther Gómez reconoció estar «harta de la política del despilfarro» y recordó que la municipalización «es la mejor opción». «Los trabajadores no pueden ser municipales, no se empeñen», repitió Alicia Heras, concejala de Hacienda. Llegados a este punto, sólo Cs rompió una lanza a favor del equipo de gobierno. «Este pliego es un paso más para dar una solución al problema», defendió Pedro Peña.

El alcalde, Manuel Cortés, finalizó el debate plenario lanzando una pregunta a los grupos políticos: «¿Queremos que la piscina siga abierta?». «Es fácil proponer, pero no tanto gobernar», matizó para dirigirse a la oposición. A juicio del primer edil, sólo hay una solución para lograrlo que conjugue «posibilidad con legalidad». «No hay otra cosa que debatir», añadió. «La piscina no se cierra y nunca ha estado en la mente de este equipo de gobierno. Es un servicio de primer orden», sentenció antes de dar paso a una votación que no logró la unanimidad.

Acceso libre

El acceso a la instalación municipal será libre -hasta completar aforo- durante el transcurso de las reformas para abonados y vecinos en general. La decisión ha sido tomada por el equipo de gobierno para mitigar las molestias que ocasionarán los trabajos de mantenimiento previstos. Se desarrollarán por fases durante los meses de julio y agosto, según se ha informado, y se compaginarán con la actividad de la instalación «siempre y cuando se vele por la seguridad de los trabajadores y de los usuarios». Criticada por la intención inicial de cerrar la piscina durante la reforma, la edil de Hacienda, Alicia Heras, mostró en el último pleno el informe del aparejador que recomendó el cierre de la piscina durante los trabajos en una primera consulta. La oposición cuestionó la existencia de este documento, acusándola en pleno de «mentir» al respecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos