Adra se moviliza para armar el belén

Adra se moviliza para armar el belén

Algunos vecinos compran figuras, otros las pintas y todos colaboran con la parroquia

MARÍA TORRES ADRA

El espíritu de la Navidad ya está presente en Adra. Desde principios de noviembre, un grupo de vecinos de distintas edades se reúnen alrededor de una mesa para dar forma al nuevo belén parroquial. Una composición más detallista y minuciosa que la tradicional, que narrará el Nacimiento de Jesús en distintas escenas. Cerca de 100 personas se han sumado a la iniciativa y cada día son más.

Bajo la batuta de José Antonio Pérez, que ha puesto a disposición de los vecinos el taller de la papelería Copyred de Adra, cada vecino aporta lo que puede. Algunos compran una figura y se animan a darle color, otros pintan la suya y la de los demás y hay quien simplemente colabora entregando un donativo para adquirir el material que se necesita como pinceles, pintura y otros elementos. Las figuras son de marmolina, para garantizar su conservación en el tiempo, y no es necesario cumplir ningún requisito para participar. Es una convocatoria abierta a todo el pueblo, a todo aquel que quiera dejar su firma en el futuro belén monumental de la parroquia de Adra.

Generosidad

En el taller se trabaja a pleno rendimiento los martes y los jueves, de cinco a siete de la tarde. El objetivo es terminar la recreación para su exposición en el templo «después del puente de diciembre». Pincel en mano, padres, hijos y abuelos dedican parte de su tiempo a embellecer cada figura. Hay quien, incluso, lee citas de la Biblia relacionadas con el nacimiento de Jesús.

La recreación sobre la que se trabaja incluye desde la Anunciación de la Virgen María hasta la Adoración de los Reyes, pasando por su llegada a Belén, la búsqueda de una posada o su estancia en el pesebre. De forma paralela, se está elaborando con corcho los distintos escenarios ambientados en Belén.

La generosidad es el hilo conductor de este belén monumental que se arma por primera vez en Adra. La idea surgió de un grupo de catequistas y el sacerdote, Antonio Cobo, aceptó. «Teníamos un belén sencillo y algo deteriorado y la idea es mejorarlo con el paso de los años», ha explicado, sorprendido aún por la respuesta que se ha generado en Adra. Expectante por conocer el resultado, Cobo ha avanzado que el belén parroquial podrá visitarse de lunes a domingo, en horario de mañana y de tarde.

Belén viviente

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, los grupos de catecismo de Adra se encuentran trabajando también en la organización de un belén viviente. Este año, como novedad, se desarrollará en el Centro Cultural para hacer frente a las posibles inclemencias meteorológicas. Aunque ya han comenzado los ensayos, aún se puede participar en la recreación, que tendrá lugar el día 29 de diciembre.

Temas

Adra
 

Fotos

Vídeos