Adra, sin presupuesto municipal por tercer año consecutivo

César Arróniz, Alicia Heras, Manuel Cortés y Carmen B. López, en el pleno de los presupuestos. /M. TORRES
César Arróniz, Alicia Heras, Manuel Cortés y Carmen B. López, en el pleno de los presupuestos. / M. TORRES

Equipo de gobierno y oposición, incapaces de lograr un acuerdo plenario para establecer la hoja de ruta

MARÍA TORRESADRA

El Ayuntamiento de Adra parece condenado a ‘sobrevivir’ sin presupuesto municipal. Desde el inicio de la legislatura, equipo de gobierno y oposición han sido incapaces de aprobar la hoja de ruta que marca toda gestión municipal. Un año más, y van tres, la mayoría de los concejales que componen la corporación municipal han dicho ‘no’ a la propuesta del Partido Popular. El documento, que contemplaba más de cuatro millones de euros en inversiones, ha quedado reducido a una mera exposición de buenas intenciones.

Con un montante total de 21.436.700 euros, las cuentas públicas de 2018 no lograron la aprobación del pleno. Según expuso el Grupo Popular, que gobierna en minoría desde 2015, se trata «del presupuesto más inversor de la última década». Con un incremento del 20 por ciento en el capítulo de inversiones y la congelación de los impuestos, el documento rechazado en la sesión plenaria del pasado lunes también incluía los «gastos suficientes» para afrontar la gestión del servicio de la Piscina Municipal, la realización de la Relación de Puestos de Trabajo y la aportación para mantener vigente el Convenio Contra la Violencia de Género y el Plan de Igualdad de la Mujer Abderitana.

Destacaba especialmente una partida de dos millones de euros para el desarrollo de los proyectos recogidos en el Plan Estratégico Ciudad EDUSI. La reforma del Mercado Central o la ampliación del carril-bici son sólo algunos de ellos. En materia de limpieza, el equipo de gobierno contemplaba adquirir un nuevo camión recolector de residuos y seguir apostando por el equipamiento de playas, caminos rurales y jardines. El capítulo seis, por último, también hacía mención al mantenimiento de edificios municipales, a los últimos trabajos de reparación de la cubierta de la pista polideportiva del Estadio Miramar y a la creación de un ‘skate-park’. Las obras de la Plaza de la Ermita y otras actuaciones en el patrimonio histórico del Cerro de Montecristo también contaban con asignación presupuestaria. En cuanto a la partida de gastos, el personal se cobra casi diez millones de euros y los préstamos, algo más de 700.000.

Debate plenario

Con todo, según defendió la edil de Hacienda en el Ayuntamiento de Adra, Alicia Heras, los presupuestos municipales de 2018 reflejan unas previsiones «niveladas», condicionadas por los «techos de crecimiento y los planes de ajuste».

Sin embargo, PSOE, Plataforma Abderitana, Cs y la única concejal no adscrita no se creen estos números. A juicio del principal partido de la oposición, son cuentas ficticias. «Venden música celestial que luego no se ajusta a la realidad», criticó durante su intervención Teresa Piqueras, portavoz socialista, que lamentó la ausencia de documentos que avalen las «promesas» del PP. Asimismo, acusó a los populares de «mentir», de «jugar con el pan de los trabajadores» y de «culpar a la oposición» de la situación actual. «Atravesamos el peor momento del Ayuntamiento de Adra desde el inicio de la democracia», dijo. Piqueras insistió en que se conceden retribuciones «a dedo», se perdonan deudas a determinadas empresas, se «despilfarran» los fondos públicos, se omiten los posibles gastos judiciales que el Consistorio abderitano tendrá que afrontar y no se controlan los contratos menores, entre otros reproches. «No tienen credibilidad y no vamos a ser cómplices de su desastre», sentenció.

Piqueras empleó el término «opaco» para describir estos presupuestos, el mismo que el portavoz de Plataforma Ciudadana Abderitana. Francis Fernández basó su exposición en la falta de rigurosidad del documento con partidas genéricas que, además, omiten el remanente de tesorería. «Son ustedes unos irresponsables», afirmó en alusión a las plazas de Policía Local que el equipo de gobierno tiene previsto convocar, a la forma de calcular los ingresos y los gastos que generará asumir la gestión de la Piscina Cubierta, a la reducción en el gasto eléctrico que se prevé en 2018 y a la productividad del personal. «Son cifras ficticias», resumió.

Por su parte, el único representante de Cs en el pleno de la corporación municipal, Pedro Peña, también emitió un voto. A su juicio, el equipo de gobierno de Manuel Cortés, alcalde de Adra, permanece «estancado». «Gobiernan en minoría, pero no han hecho nada para conseguir el respaldo de esta corporación, ni un voto ni una abstención», apuntó. Peña echa en falta las propuestas que se han planteado desde la formación naranja, «objetivos alcanzables que sólo se solventan con ganas de trabajar». Bajo el único objetivo de «conservar el sillón», a juicio de Ciudadanos, los populares se equivocan y «Adra retrocede cuesta abajo y sin frenos». «La situación es gravísima», subrayó.

Por último, la edil Esther Gómez fue tajante en su mensaje al regidor abderitano: «Si no es capaz de negociar los presupuestos, dimita». Gómez, que también acusó a los populares de «mentir» en relación a la convocatoria de plazas de Policía Local, manifestó su voto en contra, aunque con un matiz: «Votaré las modificaciones de créditos necesarias siempre en beneficio de mi pueblo».

Contrarréplica

Tras este primer turno de intervenciones, gobierno y oposición se adentraron en una sucesión de reproches continuos. En su turno de palabra, Heras puntualizó que el Ayuntamiento está cumpliendo con sus compromisos en cuanto al plan de ajuste establecido por el Ministerio de Hacienda y al calendario de pago a proveedores, cifrado en 24 días. Asimismo, añadió que la deuda municipal se ha reducido en más de ocho millones de euros en los últimos dos años lo que ha permitido ganar «margen inversor». El alcalde, por su parte, lamentó la actitud de la oposición, del «no es no por sistema» y de «poner chinitas en el camino» al equipo de gobierno que preside. Los presupuestos municipales centraron la atención en una sesión plenaria que se prolongó durante más de cinco horas y que estuvo marcada por la caprichosa interrupción de hasta cinco cortes de luz en el salón de plenos de la Casa Consistorial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos