Adra quiere un museo en regla

El edificio no forma parte de la red andaluza y es catalogado como sala expositiva

MARÍA TORRESADRA

Abrió sus puertas en 1999 con el nombre de Museo de Adra, pero a día de hoy no puede presumir de integrar la Red Andaluza de Museos y Colecciones Museográficas. El edificio, catalogado como sala expositiva, necesita cumplir determinados requisitos para convertirse en un museo en toda la regla. A través de una moción presentada en pleno por Plataforma Ciudadana Abderitana, el Ayuntamiento se compromete a dar los pasos necesarios para conseguir la denominación por parte de la Junta de Andalucía.

Disponer de aire acondicionado en todo el edificio, vigilar los controles de humedad, redactar un inventario y contar con personal suficiente son sólo algunas de las normas que deben cumplirse para obtener el certificado. «El llamado Museo de Adra no reúne actualmente todos los requisitos mínimos para su incorporación a la Red andaluza de museos y colecciones museográficas, a pesar de su veteranía; requisitos que básicamente se refieren a la necesidad de contar con un inventario actualizado de los bienes existentes, un horario mínimo semanal de visita pública estable y visible, así como unas instalaciones que reúnan las debidas condiciones de accesibilidad, seguridad y conservación» han explicado desde Plataforma. «Además se requiere que los museos y colecciones museográficas dispongan de personal suficiente y cualificado para el desempeño de sus funciones», añaden.

En la misma moción, aprobada en el último pleno con los votos favorables de PSOE, Plataforma y Esther Gómez y la abstención de PP y C’s, también se recoge la necesidad de actuar en el entorno de este edificio del siglo XVIII, situado en la Plaza de San Sebastián, al lado de la Ermita de la Virgen del Mar y muy próximo a otros edificios de interés histórico y cultural como la casa de Oliveros o la de la familia Gnecco. La edil de Plataforma Rosa Rolán puso especial énfasis en la necesidad de acondicionar el pedestal de la estatua del Labrador, «en basto y con un grafiti». «Entran ganas de llorar», reconoce.

El equipo de gobierno, que actualmente trabaja ya en el entorno del Museo de Adra, ha pedido un informe para conocer por qué el edificio no ha obtenido la condición de museo a lo largo de su trayectoria. Este hecho impide que algunos restos arqueológicos hallados en el Cerro de Montecristo, origen de la antigua Abdera, no puedan ser custodiados en la sala de exposiciones del Museo de Adra.

Temas

Adra

Fotos

Vídeos