Adra rememora la Desbandá

Imagen tomada en Adra por el asistente del reconocido médico canadiense. /Ideal
Imagen tomada en Adra por el asistente del reconocido médico canadiense. / Ideal

La exposición llega al Museo con imágenes tomadas en la localidad en febrero de 1937

MARÍA TORRESADRA

Huyeron de la guerra con lo puesto, cargados de miedo, desesperación y resignación. En Málaga iniciaron un camino de ida hacia Almería que muchos nunca podrían recorrer de vuelta. La Desbandá, como popularmente se le conoce a uno de los mayores éxodos de población civil registrados en Europa, dejó su huella en Adra. Ochenta años después, el municipio rememora aquel trágico episodio a través de una exposición del Centro Andaluz de Fotografía con imágenes captadas in situ.

La muestra, que permanece expuesta en el Museo de Adra hasta el 20 de mayo, está formada por las únicas imágenes que se conservan de la huida que más de 100.000 malagueños emprendieron por los bombardeos registrados en Málaga durante la Guerra Civil. Aunque la mayoría son claramente identificables, los puntos de color azul indican al visitante que la instantánea fue tomada en Adra. Llevan la firma del médico canadiense Norman Bethune, que se desplazó a la zona para ayudar a los refugiados, y de su asistente Hazen Sise. Sus fotografías son el único testimonio gráfico que existe de la Desbandá.

Con la nacional 340 como hilo conductor de esta dramática marcha, la exposición incluye imágenes donde se perfila la torre vigía de Guainos, la pedanía de La Alcazaba, el tramo de nacional que enlaza la antigua fábrica de conservas Santa Isabel con Puente del Río y el acceso al pueblo por La Caracola. Algunos de los quitamiedos de piedra que aparecen retratados aún se conservan. La caña de azúcar, que por aquel entonces cubría la vega de Adra, sirvió de sustento a muchos civiles para aguantar con vida y así se refleja en varias instantáneas. Por estos enclaves, en febrero de 1937, desfiló una marea humana que hoy avergüenza y enmudece a quienes lo reviven.

Labor humanitaria

La Huella Solidaria es una exposición itinerante que llega a Adra de la mano del Centro Andaluz de Fotografía. Coordinado por el comisario de la muestra, Jesús Majada, es el resultado de una intensa labor de investigación. Una recopilación de imágenes de incalculable valor documental que se complementa con las narraciones del propio Bethune, percepciones de un voluntario que abandonó su acomodada vida como cirujano en Canadá para llegar a España dispuesto a repartir sangre entre los enfermos.

Convencido de que «el pobre muere porque no puede pagarse la vida», en una camioneta Ford instaló un frigorífico con un esterilizador y material médico. El mismo vehículo que utilizó para ayudar a los civiles durante la Desbandá, la masacre que marcó con muerte, cansancio y sufrimiento la carretera entre Málaga y Almería.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos