Los agricultores piden ampliar la limpieza del río hasta Fuentes de Marbella

El sector, representado en el Consejo Municipal Agrario que preside el alcalde, también insiste en la necesidad de resolver el encauzamiento

M. T.ADRA

Cuando aún no ha finalizado la limpieza del primer tramo del río Adra, los agricultores ‘recuerdan’ a la Junta de Andalucía que es necesario asumir una segunda fase hasta Fuentes de Marbella. El sector, representado en el Consejo Municipal Agrario, también insiste en la importancia de acometer el encauzamiento del río, un proyecto valorado en casi 10 millones de euros que rebota entre administraciones sin concretar.

Presidida por el alcalde, Manuel Cortés, el consejo ha decidido trasladar estas peticiones «a las administraciones competentes» para que realicen las «gestiones necesarias». Responsables de los cuatro grupos políticos que integran la corporación municipal, organizaciones agrarias como Asaja, Coag y UPA, representantes de fitosanitarios y comercialización, ecologistas y la Junta Central de Usuarios -compuesta por las comunidades de regantes de Adra- componen este órgano consultivo que rema en una misma dirección. Velar por el principal motor económico de Adra, su agricultura, es el objetivo principal que persigue.

La limpieza del río Adra es una reivindicación histórica del sector. Tras años de espera, la Junta de Andalucía inició el pasado mes de octubre una primera fase. Se trata de un tramo de siete kilómetros que permanecía anegado de residuos, cañas y vegetación. Los trabajos se han paralizado en el mes de junio y se retomarán en septiembre. La petición que ahora plantea el sector es ampliar este primer tramo hasta Fuentes de Marbella.

Por otra parte, los agricultores siguen reclamando que se encauce el río Adra. En este caso, el objetivo es evitar una riada como la que inundó Adra en 1973. Un actuación «urgente», según el Consejo Municipal Agrario, que de momento sigue anclada en el cajón sin fecha de ejecución.

Otros asuntos

El último Consejo Municipal Agrario celebrado en el Ayuntamiento de Adra también ha servido para hacer un seguimiento de la nueva normativa sobre recogida de pluviales que deben cumplir los invernaderos. Las nuevas licencias están supeditadas al cumplimiento de esta ordenanza municipal, mientras que las existentes disponen hasta final de año para adaptar definitivamente las estructuras a lo establecido. Por otro lado, también se abordó la demora en el tiempo de la reparación de los caminos rurales dañados por las lluvias de septiembre de 2015, un asunto que compete a la Junta de Andalucía. El Ayuntamiento de Adra, que ya remitió los proyectos pendientes, «aún se está a la espera de la respuesta por parte de la administración autonómica».

Fotos

Vídeos