Adra estudia recortar el IBI al alojamiento turístico

Adra estudia recortar el IBI al alojamiento turístico

La bonificación alcanzaría el 95 por ciento para quienes inicien la actividad o la reanuden, según la propuesta del equipo de Gobierno

M. TORRESADRA

El Ayuntamiento de Adra estudia la posibilidad de recortar en un 95 por ciento el Impuesto de Bienes Inmuebles a los inversores turísticos que apuesten por ofertar un servicio de hospedaje. La medida, que será trasladada al próximo Pleno de la mano del equipo de Gobierno del PP, afectaría a quienes inicien su actividad o la reanuden tras dos años de paralización.

De «ambiciosa» ha calificado el alcalde, Manuel Cortés, la propuesta de su grupo. El objetivo es «estimular» iniciativas de hospedaje o alojamiento en una localidad que carece de plazas hoteleras. Cortés propone modificar la ordenanza fiscal reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles «para que aquellos inmuebles en los que se desarrollen actividades económicas de servicio de hospedaje que inicien su actividad por primera vez, o la reanuden tras un periodo mínimo de dos años de paralización, puedan tener derecho a una bonificación del 95 por ciento de la cuota íntegra del impuesto durante un periodo de diez años». En caso de obtener el respaldo político suficiente, el IBI se reduciría al cinco por ciento.

En este contexto, el primer edil ha recordado que Adra aprobó ya en el ejercicio 2016 la bonificación del IBI en un 50 por ciento para alojamientos turísticos durante un periodo de tres años. Además también están en vigor otras medidas fiscales como la bonificación del 95 por ciento en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras a favor de aquellas obras de nueva planta, ampliación o reforma, que sean declaradas de especial interés en la que se desarrollen actividades económicas de hospedaje. La bonificación del 50 por ciento en el tributo sobre actividades económicas para el desarrollo de actividades de servicios de hospedaje que inicien su actividad y la mantengan durante tres años es otra de las medidas que nacieron también para motivar la llegada de inversores turísticos.

Actualmente desde el Ayuntamiento de Adra se está trabajando en la elaboración un Plan de Captación de Inversores Turísticos que servirá para poner en valor las particularidades de Adra y analizará la disponibilidad de espacios para la posible localización de equipamientos hoteleros alojamientos en general. También se está redactando un Catálogo de Viviendas Vacías «con potencial reconversión a alojamientos turísticos», otra alternativa de alojamiento» en una localidad costera de 25.000 habitantes.

Hotel

El hotel Mirador de Adra sigue cerrado. Al respecto, el alcalde ha dicho que el expediente de venta forzosa «está llegando a su fin» y que son «muchos» los inversores que «se están interesando por el edificio». Cortés confía en que las gestiones realizadas puedan desembocar en «un nuevo futuro» para el edificio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos