Almería recuerda a uno de sus mejores naturalistas

Juan Pedro Enciso era un amante de la naturaleza. /IDEAL
Juan Pedro Enciso era un amante de la naturaleza. / IDEAL

Juan Pedro Enciso fue uno de los 51 voluntarios que estudió la progresiva desaparición de la ranita meridional en la provincia, una especie en peligro de extinción que ya sólo se deja ver en las Albuferas de Adra

MARÍA TORRESADRA

La ranita meridional está al borde de la extinción en la provincia de Almería. Su rastro apenas sigue latente en las Albuferas de Adra y en la desembocadura del río Aguas. Así lo acreditan los 51 voluntarios que, durante un año, han seguido la pista a este pequeño anfibio de color verde que amenaza con desaparecer. Entre ellos estuvo Juan Pedro Enciso, considerado uno de los mejores naturalistas de la provincia. Tras su repentina pérdida, poco después de terminar el estudio, el trabajo realizado es hoy un reconocimiento a su trayectoria.

Odontólogo de profesión, este almeriense supo transmitir a los demás el respeto por el medio ambiente. Durante un año, integró el grupo de voluntarios que rastreó 70 estaciones de las provincias de Almería y Murcia en busca de la ranita meridional. «Juan, siempre estarás con nosotros cuando escuchemos los susurros de sus cañas y los cantos de los pájaros y ranas que nos ayudaste a descubrir», reconocen hoy sus compañeros. Los resultados del estudio, publicado recientemente por la Asociación Herpetológica Española, son concluyentes. El anfibio malvive al borde de la extinción en tierras almerienses y en Murcia ya es una especie extinta. Se constata la desaparición de la ranita en más del 80 por ciento de las localidades donde existía hace 20 o 30 años. Hasta finales de los 90, los coros de los machos aún podían oírse en las noches de invierno. Hoy, dos décadas después, reina el silencio.

Un bioindicador

En el trabajo de campo realizado entre cañaverales y vegetación autóctona han participado varias asociaciones de Almería y Murcia como la Sociedad para el Estudio y la Recuperación de la Biodiversidad Almeriense (SERBAL), la Estación de Anillamiento Lorenzo García, Berja Comprometida o El Árbol de las Piruletas, entre otras. Sus conclusiones indican que algo no va bien. El soterramiento de las lagunas, las masiva extracción de agua de acuíferos y cauces, la contaminación, la aridez cada vez mayor del terreno y la invasión de especies exóticas están detrás de una situación que alerta sobre la degradación general de nuestro  entorno natural.

Temas

Adra

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos