Se buscan voluntarios anónimos para seguir la pista de la ranita meridional en Almería

Se buscan voluntarios anónimos para seguir la pista de la ranita meridional en Almería

Las Albuferas de Adra son el punto de partida de un proyecto concebido para corroborar y alertar sobre la desaparición del anfibio en el Sureste peninsular

MARÍA TORRES ADRA

El futuro de la ranita meridional sigue preocupando y mucho. Aunque los estudios realizados hasta la fecha ponen de relieve el declive de la especie y su consecuente desaparición en el sureste peninsular, aún se le sigue la pista. Dos asociaciones de Almería buscan personas anónimas dispuestas a colaborar en un proyecto de ciencia ciudadana concebido para alertar sobre el estado de conservación del anfibio. El primer rastreo programado en la provincia tiene lugar el sábado en las Albuferas de Adra, uno de sus últimos refugios.

Colectivos de Almería, Granada, Murcia, Alicante, Albacete y Melilla se dan la mano en un proyecto que lleva por nombre Hyla del Sureste. Almería se encuentra representada a través de la Sociedad para el Estudio y Recuperación de la Biodiversidad (SERBAL) y de la Estación de Anillamiento Lorenzo García (EALG). Según han informado a IDEAL, a lo largo de 2018 se visitarán 63 estaciones de muestreo en la provincia, ubicadas en las cuencas medias y bajas de los ríos Adra, Antas y Almanzora. Al igual que en el resto de las provincias, se realizará un seguimiento nocturno mensual en los puntos donde la ranita meridional ha habitado tradicionalmente y dos seguimientos al año en otros entornos adecuados.

Las Albuferas de Adra son el primer destino. A la cita, programada para las cinco de la tarde en el hotel Rivera y Brao como punto de referencia, pueden acudir todas las personas que deseen sumar su granito de arena. Tan sólo se exige «máximo respeto a la naturaleza». Basta con afinar el oído y aguardar pacientemente su posible canto.

También se puede participar de forma individual. Se recomienda evitar noches de viento, lluvia y luna llena para realizar el muestreo y hacerlo poco después de la puesta de sol. «Pueden acercarse en silencio a la zona de agua más cercana a su residencia donde sospechen que puede habitarla especie como manantiales, embalses, acequias, charcas o fuentes», explican los responsables del proyecto. Es importante grabar el canto y enviarlo por correo electrónico, en el caso de Almería a las asociaciones SERBAL y EALG, para registrar la presencia del anfibio.

Los últimos estudios realizados por ambos colectivos ponen de manifiesto que la ranita meridional ha desaparecido en más del 80 por ciento de las localidades de Almería y Murcia donde habitaba hasta hace tres décadas. La agricultura, el urbanismo, la contaminación, la sobreexplotación de los acuíferos, la invasión de especies exóticas y el cambio climático son sus principales amenazas. Para llegar a esta afirmación se supervisaron 70 estaciones a lo largo de 2016. Los trabajos continuarán en 20218 y 2019. «Los anfibios no se manifiestan todos los años; en los años de lluvia tienen más canto que en los secos, por citar un ejemplo. No tenemos la certeza de que donde no cantaban no existiesen y por ese motivo seguiremos tras su pista», han aclarado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos