'Ay, Carmela' llega al Centro Cultural el 14 de abril

R. I.ADRA

El Centro Cultural de Adra se brinda a la comedia de la mano de la representación teatral de 'Ay, Carmela'. Será el 14 de abril. La iniciativa forma parte del programa de espectáculos diseñados por el área de Cultura del Ayuntamiento de Adra.

La obra comienza a las nueve de la noche y las entradas ya están a la venta a través de www.giglon.com y en taquilla a un precio de 10 euros. La tarifa es de ocho euros, si se dispone de Carnet de Espectador. Con el fin de promocionar y favorecer la afluencia de público a los espectáculos culturales del municipio, el Ayuntamiento ha lanzado su abono promocional de los meses de abril y mayo. La promoción incluye este espectáculo y el teatro-danza 'La gramática de los mamíferos', que tendrá lugar el 4 de mayo a las nueve de la noche. Ambos tendrán un precio de 10 euros y, según fuentes municipales, «se rebaja el 50% el precio de asistencia».

En cuanto a la primera cita cultural, se trata de una comedia. Paulino recibe una noche la visita de Carmela «desde ese lugar donde viven los muertos antes de ser olvidados». A partir de ese momento, Paulino irá reviviendo de una forma real los episodios pasados recientemente con Carmela. Paulino y Carmela son dos artistas de variedades que han pasado la línea del frente nacional en plena batalla de Belchite en busca de morcillas sin que nadie se de cuenta. Para salvar su pellejo acceden a hacer una Velada Artística Patriótica y Recreativa ofreciendo un espectáculo de variedades a los hombres del bando sublevado para celebrar la toma del pueblo. No saben que entre el público estarán un grupo Brigadistas Internacionales que a la mañana siguiente serán fusilados.

En cuanto a La Gramática de los mamíferos', la pieza teatral combina el baile, el cante, lo gestual y la palabra. El comportamiento humano, dirigido por los instintos animales más básicos de supervivencia, marca el relato. Teatro contemporáneo donde los palos tradicionales se convierten en música de gimnasio o en la destrucción de un adicto. «Una niña de comunión que intenta hablar con su madre bailando una seguirilla en el suelo o el acto sexual de una cenicienta con un zapato a compás por tangos. Territorio, apareamiento o adicción. Nuestras estructuras cerebrales no difieren mucho de las de un caballo o una ballena», explican desde la dirección de una obra, programada por el área de Cultura, que no dejará indiferente a nadie.

Temas

Adra

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos