El Club de Natación Ciudad de Adra traslada sus entrenamientos a la piscina de Berja

Piscina de Berja. /Ideal
Piscina de Berja. / Ideal

El Ayuntamiento asume los gastos ocasionados por el desplazamiento del grupo durante la reforma de la instalación, que terminará en enero

MARÍA TORRESADRA

La reforma de la Piscina Municipal de Adra ha obligado al Club de Natación a cambiar su lugar de entrenamiento. Desde hace una semana, el equipo se traslada diariamente a Berja para poder continuar con su trabajo. El Ayuntamiento ha gestionado la cesión puntual de las instalaciones municipales virgitanas y, además, ha asumido los gastos de desplazamiento de los nadadores abderitanos.

Se trata de una «colaboración entre administraciones» para no entorpecer el ritmo del club, que actualmente se encuentra preparando las competiciones de 2019. El cambio afecta a 60 personas, entre niños, adolescentes y adultos. Un autobús los desplaza diariamente hasta la Piscina Municipal de Berja, donde tienen asignada una calle de forma temporal. «El cambio de instalación requiere un esfuerzo importante por parte del club y es un perjuicio para los nadadores, que ya empiezan los campeonatos en el mes de febrero», ha reconocido Víctor Guillén, presidente del Club de Natación Ciudad de Adra, que confía en recuperar la normalidad cuanto antes.

Obras

Según ha informado el Ayuntamiento de Adra a IDEAL, las obras de la Piscina Municipal avanzan «a buen ritmo». Tras la demora en el tiempo de los primeros trabajos, conseguida la maquinaria necesaria para acometerlos, la reforma sigue su curso y está previsto que esté terminada a principios de enero. La intención del equipo de Gobierno que preside Manuel Cortés es que la piscina recupere la normalidad el 7 de enero.

Con un presupuesto de 250.000 euros, actualmente se están acometiendo trabajos de carpintería, fontanería, electricidad y mantenimiento en general, tanto en la sala fitness como en la piscina. Los trabajos se están llevando a cabo con la instalación abierta al público, tal y como reivindicaron los trabajadores, y el acceso es gratuito. Basta con presentar el Documento Nacional de Identidad en recepción para poder hacer uso de las instalaciones. Desde la semana pasada, permanecen cerrados al público la zona de agua y los vestuarios, pero se puede acceder a la sala fitness y las actividades dirigidas se imparten con normalidad.

Por otra parte, tras liquidar el contrato con la empresa adjudicataria que ha gestionado el edificio desde su inauguración, la Piscina inicia hoy una nueva etapa con la Clece, que asume su gestión durante un periodo de cuatro años. La empresa, responsable también de la Residencia de Mayores de Adra, se ha hecho con la concesión del servicio por un importe que roza los 400.000 euros anuales. Se incorporarán tres empleados y se añadirá material deportivo y fitness, así como nuevos recursos para el control de acceso y sistemas informáticos. También se pondrán en marcha programas deportivos y de hábitos. Como novedad, se prestará asesoramiento dietético online y se sumarán nuevas disciplinas como yoga o pilates y el programa de la Real Federación Española de Natación Nadar es Vida. Los cambios se irán aplicando de forma paulatina.

 

Fotos

Vídeos