Comienzan las negociaciones para conseguir adjudicar la gestión de la Piscina Cubierta de Adra

MARÍA TORRESADRA

El Ayuntamiento de Adra declara desierto de forma oficial el procedimiento para adjudicar la gestión de la Piscina Cubierta y, al mismo tiempo, inicia los trámites para negociar con las empresas el pliego de condiciones aprobado inicialmente. Tras dos años de agonía, el tiempo juega en su contra y el futuro de la instalación sigue siendo una incógnita.

El punto salió adelante en la sesión plenaria del pasado lunes con los votos favorables de PP y Cs. El alcalde, Manuel Cortés, logró convencer a Plataforma Ciudadana Abderitana para cambiar su posición inicial, votar en contra, por una abstención. Un cambio motivado, según argumentó Cortés, para «no demorar más el proceso» y «poner fin a este tema». Visiblemente preocupado por la situación que atraviesa la instalación municipal, el regidor abderitano insistió en que el Ayuntamiento de Adra no tiene capacidad para gestionar la piscina, tal y como le propone la oposición. En cuanto a la posibilidad de que el Club de Natación se haga con ella, el primer edil animó al colectivo a presentarse en el procedimiento negociado. «Estoy encantado con la propuesta del club (...). Me gusta, es gente de aquí que conozco y considero responsable», dijo al respecto. Sin embargo, puntualizó la necesidad de asumir a los doce empleados que componen la plantilla actual. Este punto es, según matizó, el «principal problema» que alegan las empresas para renunciar a la gestión de la instalación. Por último, Cortés se mostró «abierto a sugerencias», reiteró su firme intención de mantener abierta la piscina, se comprometió a facilitar información detallada del proceso y a delegar en la mesa de trabajo que integran todos los grupos políticos la decisión final. «La empresa nos ha advertido que se va», alertó. «Vamos a ser serios», rogó durante su intervención.

Temas

Adra

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos