El Cristo de Alonso de Mena, una "joya" en la Semana Santa de Adra

El Cristo de Alonso de Mena, una "joya" en la Semana Santa de Adra

MARÍA TORRESADRA

La Semana Santa de Adra cuenta hoy con un protagonista indiscutible. Realizado en el año 1632 por Alonso de Mena, el Cristo de la Expiración está considerado una «joya artística» de la que presumir. Arropada por la cofradía más antigua de la localidad, la imagen ha sobrevivido al paso del tiempo.

A las ocho de la tarde está prevista la salida en procesión del Cristo de la Expiración. Cincuenta costaleros, entre hombre y mujeres, cargan a hombro con la imagen. Un año más, el clavel rojo añade solemnidad al paso. A su lado, la Virgen de los Dolores que desfila bajo palio por primera vez. Ya lo hizo ayer para acompañar a El Nazareno -«al señor», como se le conoce popularmente en Adra- y es una de las principales novedades de la estación de penitencia de este Jueves Santo en Adra. Además, la cofradía recupera a la banda de tambores y cornetas Sagrado Corazón de Adra. Alrededor de 40 mujeres lucirán hoy mantilla en Adra para añadir atractivo a la procesión.

Compuesta por más de 400 cofrades, la Hermandad del Cristo de la Expiración de Adra se ha propuesto asumir una nueva restauración de su titular. La última, realizada en 2011, «no resultó muy acertada». Según ha explicado a IDEAL, se arrastran ya dos años de trámites para lograr la tan ansiada autorización. La talla, realizada por Alonso de Mena en el siglo XVII, está protegida por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.

Ecuador

La Semana Santa abderitana supera hoy su ecuador. Mañana la procesión del Santo Entierro protagoniza el Viernes Santo, un desfile que discurre principalmente por las estrechas calles del casco antiguo abderitano. Se recomienda presenciarla desde la calle Masnou donde la complejidad del trazado añade vistosidad al desfile procesional. La Virgen de la Soledad también forma parte de la comitiva y, en esta ocasión, desfila sin palio. Arranca a las ocho de la tarde desde la parroquia de La Inmaculada Concepción.

Las procesiones llegan a su fin el domingo con uno de los encuentros más emotivos en Adra, el que protagonizan cada año el Cristo Resucitado y La Inmaculada en la plaza de San Sebastián. Será a las doce del mediodía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos