El hombre fallecido en un pozo cayó por unas escaleras al intentar comprobar un motor de impulsión

Según los primeros indicios de la investigación, le acompañaba su hijo y fue un accidente

E. PRESS ADRA

El hombre de 78 años que falleció en la noche de este lunes tras precipitarse por un pozo de unos 15 metros de profundidad en la Reserva Natural de la Albufera de Adra cayó por unas escaleras tras acudir con su hijo a comprobar el estado de un motor de impulsión que, según los primeros indicios, presentaba problemas.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la investigación que han señalado que la autopsia determinará si el varón, que se encontraba en los límites de su propiedad, murió a consecuencia de las contusiones de la caída o si, por el contrario, pudo haberse ahogado.

Fue el hijo del finado quien alertó sobre las 22,20 horas de la caída de este hombre a un pozo profundo con medio metro de agua en la reserva junto a una casa abandona al lado de la laguna. Acto seguido se dio aviso a Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil, Consorcio de Bomberos del Poniente y Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES).

Los efectivos de emergencia desplazados al lugar rescataron del interior el cuerpo sin vida del varón, cuyo levantamiento del cadáver tuvo lugar sobre la 1,00 horas de este martes. Las diligencias han quedado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Berja (Almería).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos