Ladridos que roban el sueño

El refugio de animales se ubica en carretera de Almería./M. TORRES
El refugio de animales se ubica en carretera de Almería. / M. TORRES

Vecinos de Adra se quejan del ruido que producen los perros de un refugio sin licencia | Denuncian que son entre ocho y quince animales, que han presentado más de 15 instancias y que afecta gravemente a su descanso

MARÍA TORRESADRA

No pueden más. Llevan dos años intentando conciliar el sueño, dormitando entre ladridos constantes que espantan la tranquilidad de su hogar, alertando a los agentes de la Policía Local en un intento desesperado por descansar y presentando instancias en el Ayuntamiento en busca de una solución. Un grupo de vecinos de Adra denuncia el «insoportable» ruido que emana de una vivienda de la Carretera de Almería donde, según calculan, conviven entre ocho y quince perros en un refugio de animales que carece de licencia para esta actividad.

El problema, que se ha agravado desde el pasado mes de junio, ha obligado a algunos afectados a renovar las ventanas de sus casas para protegerse de los ladridos, según su testimonio. La mayoría las mantiene cerradas por costumbre, incluso en verano, y sufre alteraciones de sueño. Existen partes médicos que así lo acreditan. «No hay descanso, es imposible», han reconocido a este periódico. Según sus propias indagaciones, se trata de una vivienda en la que no reside nadie, usada por una protectora de la localidad para dar cobijo a perros sin hogar. «No nos oponemos a la labor que realizan, la cual respetamos, sólo pedimos que la cambien de sitio y no molesten», matiza un portavoz de los afectados.

La protectora ha hecho caso omiso a esta petición y, mientras tanto, las instancias se acumulan en el Consistorio. En apenas cuatro meses se han presentado quince escritos denunciando el malestar que generan los perros en el vecindario. Algunas han sido presentadas a nombre de una comunidad de vecinos, compuesta por 50 personas, y otras a título particular.

Respuesta

Tras varias semanas de silencio administrativo, el Ayuntamiento de Adra ha contestado que se han mantenido varios encuentros con la protectora de animales para advertirle que el número de perros por domicilio no puede exceder de cinco, tal y como consta en la ordenanza municipal sobre tenencia de animales. No obstante, a tenor del artículo 11, la presencia de perros en los domicilios nunca puede generar molestias a los vecinos. Asimismo, se ha comunicado que se realizarán controles rutinarios para comprobar que no se supera el número de canes autorizado como máximo por domicilio en la ordenanza municipal sobre tenencia de animales.

Sin embargo, para la parte denunciante esta respuesta no es suficiente. Temen que los ladridos sigan alterando su descanso y el de los suyos. Insisten en la necesidad de cambiar la ubicación de los canes para poder recuperar la tranquilidad de su hogar.

Temas

Adra

Fotos

Vídeos