Medio Ambiente evita el vertido de más de 700 toneladas de residuos en las Albuferas

Medio Ambiente evita el vertido de más de 700 toneladas de residuos en las Albuferas

Proceden de la agricultura y de la construcción y es el resultado de la limpieza que se está ejecutando en las ramblas que desembocan en el humedal

MARÍA TORRES ADRA

Más de 700 toneladas de residuos campaban a sus anchas en las ramblas que desembocan en las Albuferas de Adra. Materiales de demolición, escombros, restos de limpieza de hormigoneras, plásticos, maderas y restos de cosechas que, además de obstruir el paso del agua en caso de lluvias torrenciales, habrían acabado en uno de los humedales más importantes de la provincia de Almería.

Con una inversión de 173.000 euros, la Consejería de Medio Ambiente ha desarrollado un plan de limpieza especial que ha afectado a las ramblas La Albufera, Adelfas y Estanqueras. Los trabajos comenzaron en noviembre del año pasado y han afectado a un trazado de más de 4,5 kilómetros. Además de recopilar los residuos procedentes de la agricultura y de la construcción principalmente, se han recolocado en lo márgenes más de 3.200 metros cúbicos de sedimentos para preservar las adelfas, que sirven de frontera natural para encauzar el agua.

Evitar desbordamientos y aprovechar al máximo los acuíferos son la razón de ser de una actuación que ha sido supervisada por el delegado territorial de la Consejería de Medio Ambiente en Almería. Raúl Enríquez visitó ayer la zona acompañado por el alcalde de Adra, Manuel Cortés. A su juicio, es imprescindible eliminar la «fea costumbre» de verter residuos en ramblas y ríos. En esta misma línea se manifestó el primer edil, satisfecho con el trabajo que también se está ejecutando en el cauce del río Adra. Al respecto, el delegado informó de que la primera fase de la limpieza del río Adra está «a punto de finalizar» y que la segunda «está programada».

En cuanto al encauzamiento del río, que ha sido asumido recientemente por el Gobierno de España como una «prioridad» tras varios años de incertidumbre, Enríquez pide premura: «Cuanto antes se haga mejor». Cortés, por su parte, ha reiterado el compromiso del Ejecutivo Central con este proyecto, que evitaría riadas como la que Adra sufrió en 1973, y apela a la «colaboración» entre Junta, Ayuntamiento y Gobierno para que prospere. «El encauzamiento del río es algo que nos preocupa y es necesario para todos que se ejecute», dijo.

Desde hace dos años, Medio Ambiente trabaja de forma concienzuda en el término municipal de Adra. Además de desalojar residuos y escombros, la Junta de Andalucía apuesta por repoblar. Sólo en el cauce del río Adra se han plantado 17.000 árboles, un muro de defensa natural con visión de futuro.

Vigilancia

Guardia Civil, Política Local, Policía Adscrita a la Comunidad, agentes de Medio Ambiente y guardas forestales vigilan de cerca los cauces fluviales del término municipal de Adra. Las administraciones competentes recuerdan que verter residuos de forma indiscriminada en el cauce del río Adra, en las Albuferas o en las ramblas es ilegal y piden a los vecinos su implicación para mantener a raya la higiene rural. En este sentido, el alcalde de Adra, Manuel Cortés, cree que los trabajos de limpieza en el río han supuesto un punto de inflexión. «Desde que se acometió la limpieza, no se han registrado residuos», ha asegurado al respecto. Una patrulla de la Policía Local se encarga de forma específica de vigilar los vertidos, aportar seguridad a los agricultores y hacer cumplir las ordenanzas.

 

Fotos

Vídeos