Medio Ambiente garantiza una segunda limpieza del río Adra hasta Berja

Medio Ambiente garantiza una segunda limpieza del río Adra hasta Berja

La primera actuación inicia su recta final y se salda, hasta la fecha, con la retirada de 5.000 toneladas de residuos a lo largo de ocho kilómetros

MARÍA TORRES ADRA

La Junta de Andalucía asumirá una nueva limpieza en el cauce del río Adra. A la espera de concluir la primera fase, entre la barriada de La Alquería y su desembocadura en el mar, la Consejería de Medio Ambiente garantiza una segunda actuación en Berja. Una reivindicación, que comparten por igual abderitanos y virgitanos, para reducir los riesgos de inundación ante las lluvias torrenciales.

El delegado de Medio Ambiente en Almería, Antonio Martínez, ha anunciado in situ que se dará continuidad a los trabajos que se están desarrollando actualmente para responder al acuerdo plenario aprobado en el Ayuntamiento de Berja, que solicita la redacción de la segunda fase del proyecto «a instancia de la moción formulada por el grupo socialista de Berja». «Una fase que se vinculará íntegramente al término municipal de Berja actuando sobre el subtramo de los ríos Grande y Chico, aguas arriba del subtramo que ahora se finaliza en el término de Adra», informan desde la Junta. «Asimismo, se están abordando múltiples trabajos de saneamiento y acondicionamiento ambiental de cauces fluviales como la Rambla de la Estanquera, Barranco de las Adelfas y Barranco de las Albuferas», apuntan las mismas fuentes.

Primera fase

Acompañado por el alcalde de Adra, Manuel Cortés, Martínez ha informado del avance de la primera fase de limpieza del río Adra. Una fase que ya ha iniciado su recta final con más de siete kilómetros y medio de los ocho contemplados en el proyecto. Hasta la fecha se han recopilado casi 5.000 toneladas de residuos en 49 hectáreas. La mayoría son plásticos, alambres y envases de fertilizantes de la actividad agrícola, pero también hay cadáveres de ganado caballar, caprino, ovino y porcino. Escombros y materiales de demolición, procedentes de la construcción, así como electrodomésticos y neumáticos de uso doméstico completan una lista que avergüenza. En este sentido, Martínez insiste en la importancia de contar con el compromiso de los productores agrarios de Adra con la higiene rural y de la población en general.

Por otra parte, se han llevado a cabo trabajos de poda y triturado de las especies exóticas que proliferaban en el cauce como el cañaveral, acacias, ricino o tabaco moro. Se han recopilado más de 9.000 toneladas de biomasa vegetal y se han recolocado más de 13.000 metros cúbicos de sedimentos que han permitido la naturalización del cauce. En cualquier caso, elementos que durante años han taponado el cauce del río Adra, reduciendo su capacidad de desagüe y aumentando el riesgo de desbordarse.

Encauzamiento

El delegado territorial de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Antonio Martínez, ha insistido en Adra por enésima vez en que la obligación de encauzar el río Adra corresponde al Gobierno. Martínez ha recordado las obras pendientes en materia de déficit hídrico que el EjecutivoCentral mantiene en el tiempo. Entre ellas, además del encauzamiento del río, se encuentra la mejora de las infraestructuras hidráulicas de los riegos de la zona del Poniente de este municipio, la desaladora del Bajo Almanzora, la segunda fase de la desaladora de Carboneras y su conexión con el Campo de Tabernas, la ampliación de EDAR de Adra, Roquetas y de El Ejido, la desalobradora de la Balsa del Sapo y la de Fuentes de Marbella, entre otras.

Temas

Berja, Adra

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos