Retahíla de reproches mutuos en la comparencia de los cinco ediles del PP

Retahíla de reproches mutuos en la comparencia de los cinco ediles del PP

El equipo de gobierno de Adra se apoya en el trabajo y la dedicación de los empleados municipales para defenderse de las acusaciones del PSOE

MARÍA TORRESAdra

La sesión plenaria del pasado viernes en el Ayuntamiento de Adra se prolongó hasta la una de la madrugada. La comparecencia de cinco concejales del equipo de gobierno, solicitada por el Grupo Municipal Socialista, protagonizó un pleno que desembocó en una retahíla de reproches mutuos sin antecedentes.

El principal grupo de la oposición acusa a los ediles populares de aplicar complementos a determinados trabajadores sin justificar, de beneficiar a aquellos que son afines a sus siglas políticas a través del «amiguismo» y el «compadreo», de mostrar «indiferencia y pasividad» en sus respectivas áreas, de buscar intereses «partidistas» en su día a día y de mantener en el tiempo una gestión «pésima», donde la falta de planificación es la tónica habitual. La portavoz del PSOE, Teresa Piqueras, recriminó a Francisco López su labor al frente de Servicios y Agricultura; a Elisa Fernández, la coordinación de Turismo, Playas y Cultura; a Jesús Rivera, como edil de Empleo, la ausencia de la relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento de Adra; a César Arróniz, el estado de los parques y jardines, entre otros asuntos; y a Manuel Cortés, alcalde y responsable de Urbanismo, la «paralización» de esta área y la demora en el tiempo de la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana.

En un turno de intervenciones cargado de ironía en algunas ocasiones y de faltas de respeto en otras, PP y PSOE subieron de forma progresiva el tono del debate plenario. Los ediles llamados a comparecer en el pleno del viernes expusieron de forma individual la forma de trabajar en sus respectivas áreas, se apoyaron en el buen hacer de los empleados públicos para defender su gestión e hicieron balance de las actuaciones realizadas en estos dos años de legislatura. Afirmaron que los complementos específicos que se atribuyen a determinados trabajadores están más que justificados por el «sobreesfuerzo» y la dedicación que requieren determinadas tareas, y que llegan avalados por los encargados generales de cada área, siempre bajo su supervisión. A juicio de Francisco López, que trasladó a pleno un informe firmado por los técnicos de Agricultura, las acusaciones del PSOE cuestionan el trabajo del personal municipal. Coincide en este argumento con la edil Elisa Fernández, que recriminó a Piqueras su desconocimiento absoluto del funcionamiento de las concejalías. «Los trabajadores municipales son personas que trabajan mañana, tarde y noche, que se dejan la piel en su trabajo y más aún en épocas como el verano, y lo único que reciben de su grupo es un crítica destructiva», afirmó. Rivera, por su parte, dijo sentirse «atónito» ante las preguntas de los socialistas a quienes culpó de no tener elaborada la relación de puestos de trabajo, un documento que facilitaría de forma notable la atribución de complementos al personal.

Desconocimiento

El que fuera responsable de Urbanismo en la anterior legislatura, César Arróniz, criticó a Teresa Piqueras por lanzar acusaciones «alegremente y de forma gratuita». Reconoció que «coopera» con Urbanismo y recordó que los empleados del área de Parques y Jardines se reúnen una vez a la semana para organizar el trabajo y que la comunicación es diaria. «Siento mucho que usted valore tan poco la labor que realizan los funcionarios de este ayuntamiento», espetó. Asimismo, lamentó que la portavoz socialista no sepa «interpretar» las partidas presupuestarias y que votase en contra del Presupuesto Municipal de 2017, que impide convocar más plazas de Policía Local, una petición expresa del PSOE. «Sabía que su conocimiento no era muy alto, pero después de su intervención he comprobado que es nulo», apostilló.

El encargado de cerrar el turno de las comparecencias solicitadas fue el primer edil. Manuel Cortés se remitió a los datos para defender su trabajo al frente del área de Urbanismo en particular y del Consistorio en general. En el ecuador de la legislatura, el alcalde ha firmado 870 resoluciones de alcaldía y se han resuelto más de un millar de expedientes -alrededor de 200 procedentes de Urbanismo-. Además, según cuantificó Cortés, se han respondido más de 460 preguntas en pleno, se han resuelto más de 120 peticiones de información y se da traslado de las cuentas municipales cada tres meses a todos los grupos municipales. En cuanto al PGOU, aludió a las «trabas» impuestas desde la Junta de Andalucía.

El alcalde de Adra mostró su malestar por el «tono acusador» de las preguntas planteadas por Piqueras, «cargadas de mala intención», y le invitó a demostrar las acusaciones vertidas sobre la gestión del equipo de gobierno. «Lo único que le importa es buscar una excusa para sentarse en este sillón», sentenció.

El PSOE se ratifica

La comparecencia de los cinco concejales del equipo de gobierno del Partido Popular no lograron convencer al Grupo Municipal Socialista. Tras las intervenciones de los ediles, que se prolongaron durante dos horas, la portavoz socialista, Teresa Piqueras, se ratificó en sus acusaciones iniciales. «Han venido a vender su libro y han obviado las preguntas», se quejó.

Aunque se mostró especialmente incisiva con la responsable del área de Cultura, Playas y Turismo, Elisa Fernández, Piqueras insistió en la sesión plenaria del pasado viernes que el Ayuntamiento vive sumido en un «caos absoluto» provocado por la «dejadez» y el «pasotismo» de sus gobernantes. «No lo digo yo, lo dicen los vecinos», subrayó. «Ahora resulta que ustedes no tienen culpa de nada», ironizó.

Asimismo, criticó a la bancada popular por «manipular mis intervenciones». «Cansa que utilicen a los trabajadores y les trasladen a ellos la culpa», dijo. «Les estoy pidiendo responsabilidades a ustedes, no a los técnicos», insistió a lo largo de un punto que terminó pasadas las doce de la noche. El PSOE de Adra denunció ayer las «risas de fondo y chistes sin sentido» que acompañaron las diferentes intervenciones.

Acostumbrado en los últimos doce años a gobernar en una acomodada mayoría absoluta, el PP gobierna en minoría desde las elecciones de 2015 bajo la amenaza casi constante de una posible moción de censura que no termina de cuajar. PSOE y Plataforma Ciudadana Abderitana están dispuestos a pactar y, tras la salida de Esther Gómez de la plataforma vecinal, Ciudadanos ostenta la última palabra. Su único representante municipal, Pedro Peña, lanzó esta pregunta a PP y PSOE: «Más allá del mitin hoy expuesto aquí, ¿consideráis que la función que estáis desarrollando es la que merecen los vecinos de Adra?».

Temas

Adra

Fotos

Vídeos