Una sentencia acredita la «discriminación» del personal de limpieza de edificios municipales

El Juzgado de lo Social nº 3 de Almería ha estimado la demanda interpuesta por la asesoría jurídica del sindicato CNT por lesión de derechos fundamentales. Queda acreditada una discriminación salarial por razón de género que afecta a las limpiadoras municipales, según el colectivo.

Este colectivo, dedicado a la limpieza de edificios de competencia municipal, percibe una cuantía «mucho menor en el complemento específico» si se comparan con las retribuciones de los peones, categoría profesional con la que comparten el mismo grupo y nivel. «El fallo judicial es contundente: declara la nulidad radical de la actuación del Ayuntamiento de Adra, y se ordena el cese inmediato de la actuación contraria a derechos fundamentales», informan desde el sindicato. «Esto supone en la práctica una subida salarial de 85,05 euros mensuales para cada una de las 14 pagas incluidas las dos pagas extraordinarias», detallan. Por otra parte, la sentencia, deja vía libre para la reclamación de las diferencias salariales entre lo cobrado y lo que se debió cobrar, que proceden hasta un año atrás por procedimiento ordinario. Una materia, en la que la asesoría jurídica de CNT ya está trabajando. También establece también una indemnización para cada una de las 13 trabajadoras demandantes de 6.251 euros. «Es una cantidad menor a la solicitada inicialmente en la demanda presentada por la central anarcosindicalista ya que, según la sentencia, no procede atribuir al Ayuntamiento de Adra, el periodo en el que este servicio estuvo privatizado», apuntan. En la sentencia se pone de relieve la «actitud procesal obstaculizadora» o la «táctica torticera del ente demandado» del Consistorio abderitano al no aportar la documentación requerida en tiempo y forma por los letrados de CNT para demostrar la discriminación salarial alegada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos