Berja y Adra, unidas por Río Chico

Berja y Adra, unidas por Río Chico

María Luisa Cruz, pregonera de las fiestas de la Virgen del Carmen en la barriada virgitana

M. TORRES BERJA

Entre «genistas y jaras», entre el mar y la Alpujarra, entre pólvora y peregrinos. Emocionada y agradecida. Así ha pronunciado María Luisa Cruz Escudero , concejala de Cultura y Turismo en el Ayuntamiento, el tradicional pregón de las fiestas patronales de Río Chico. Una celebración, a caballo entre Berja y Adra, que virgitanos y abderitanos comparten sin recelo desde antaño. Una devoción sencilla y humilde que sobrevive al paso del tiempo casi intacta.

«Desde mi niñez pocas veces he faltado a esta fiesta, marcada en el calendario de cualquier virgitano, pero también he procurado que desde su niñez mis hijos no faltaran y así, año tras año, a tus pies nos acercamos», reconoció la pregonera durante su exposición el pasado sábado por la noche. «Con apenas 15 días puse bajo su manto a mi primer hijo para su protección y hoy te presento al pequeño. No quiero olvidarme de los que ya no están, los que nos has trasmitido la fe y la devoción hacia ti, seguro que desde el cielo tendrán un palco desde el que estarán viéndome muy orgullosos», añadió. Arropada por su familia, Cruz Escudero puso de relieve la trascendencia de la festividad en esta pedanía de apenas 60 vecinos. Río Chico se convierte en un ir y venir continuo de peregrinos, dispuestos a manifestar públicamente su fe por la Virgen del Carmen. «Hablar de la fe hacia ella es también hablar de la cultura, de la historia, de la forma de entender la vida, de nuestras esperanzas y de las luchas de cada día… la fe hacia ella impregna nuestras vidas y no es una simple creencia escondida o tibia», apuntó.

La pregonera también quiso enfatizar en el punto de encuentro que estas fiestas suponen para Adra y Berja: «Durante estos días Río Chico no sólo estará formado por los Ucleses, los López, los Vázquez, la ventilla o los Gallardo. San Roque, La Curva, La Alquería o Puente del Río también forman parte de ti. Durante estos días lo que realmente importa es estar junto a Ella, vengas de donde vengas». Con su pregón, arrancaron unas fiestas que llegan hoy a su fin con la salida en procesión de la Virgen del Carmen de Río Chico. Será a partir de las doce del mediodía. Arropada por la banda de música Ortiz de Villajos y por miles de devotos, la patrona de Río Chico celebra su día grande.

Procesión

La devoción mariana en Río Chico se remonta al siglo XVIII, aunque podría ser anterior. Según se recoge en el libro escrito por Antonio Campos 'La Virgen del Carmen del Río Chico', publicado en 2017, la de Río Chico ha sido la imagen que virgitanos y abderitanos han venerado por igual hasta los años 60, cuando la Hermandad de la Virgen del Carmen de Adra se hace con su propia talla. Data del año 1942. La primitiva fue destruida durante la Guerra Civil. Antiguamente se recaudaban fondos para la celebración de las fiestas en la puerta de la ermita con «bailes de puja», orquestadas por cuadrillas musicales. Desde mediados del siglo pasado, parte de la financiación tiene su origen en los billetes que los fieles cuelgan en la imagen. También resulta muy característico el ir y venir de cientos de peregrinos, la vistosidad de sus fuegos artificiales y las ofrendas de albahaca.

 

Fotos

Vídeos