Berja ahorra 230 millones de litros de agua gracias a la localización de fugas y fraudes

Berja ahorra 230 millones de litros de agua gracias a la localización de fugas y fraudes

En año especialmente seco, Aqualia aplaude los resultados obtenidos en el servicio municipal virgitano

MARÍA TORRESBERJA

Berja ha conseguido ahorrar 230 millones de litros de agua con respecto al año anterior. El dato, publicado por la empresa que gestiona el servicio municipal, Aqualia, es el resultado del trabajo realizado para localizar fugas, detectar usos fraudulentos y equiparar presiones.

Concluido el año hidrológico 2016-2017, el pasado 30 de septiembre, Aqualia hace balance de los recursos hídricos demandados para el abastecimiento de los virgitanos. Los datos recopilados ponen de relieve un ahorro de 231.434 metros cúbicos respecto al año anterior. Es, según sus cálculos, la cantidad de agua que se necesita para regar durante un año 35 hectáreas de invernadero . «En este año de sequía, el Servicio Municipal de Aguas de Berja ha ahorrado un caudal equivalente a 7,33 litros por segundo durante todos los segundos de un año», aplauden desde Aqualia. Las claves para haber conseguido estos ahorros de recursos hídricos se fundamentan especialmente en la sistematización de la búsqueda de fugas en las redes de abastecimiento que Aqualia lleva a cabo todo el año para evitar las pérdidas de agua que no afloran al pavimento. También la detección de consumos fraudulentos y en un «concienzudo trabajo» de equilibrado de presiones entre las distintas zonas de la localidad. El objetivo, en este sentido, ha sido minimizar minimizar la aparición de roturas por sobrepresión en las tuberías durante la noche.

Un año seco

Tal y como se desprende de los datos facilitados por la empresa que gestiona el servicio municipal de agua en Berja, los ahorros que se han ido consiguiendo en los últimos dos años han permitido que en el año hidrológico 2016-2017 el Servicio Municipal de Aguas no haya necesitado suministrarse de la Comunidad de Regantes de Berja ni de ninguna.

El ahorro conseguido en Berja llega en un año especialmente seco, con pocas precipitaciones y con embalses por debajo de sus capacidades. Una sequía persistente que , generalizada en la provincia de Almería, que ha producido que los caudales de los manantiales de la casi totalidad de los acuíferos utilizados para el abastecimiento a la población de Berja hayan mermado considerablemente. «Este declive se manifiesta perfectamente en los datos que Aqualia recoge a diario referidos a las dos fuentes de suministro municipales que usa para el abastecimiento: Maicenteno y El Almez, que han disminuido un total de 4,24 litros por segundo desde septiembre de 2015 hasta septiembre de 2017, suponiendo esto una caída del 17,84 % de su caudal, el equivalente al agua utilizada para el riego de 20 hectáreas en un año», corroboran en Aqualia, al tiempo que agradecen a las comunidades de regantes el servicio que prestan a los agricultores de la zona.

Fotos

Vídeos