Berja recibe a su patrona en su tradicional bajada

Berja recibe a su patrona en su tradicional bajada

La imagen abandona su ermita y permanecerá en la parroquia virgitana hasta el 11 de marzo

MARÍA TORRESBERJA

Corría el año 1651 cuando una sequía asfixiante obligó al cabildo de la entonces villa de Berja a realizar una promesa que los virgitanos aún hoy mantienen : trasladar en procesión a la Virgen de Gádor, desde su ermita hasta la iglesia, a modo de plegaria. Así surgieron los cultos cuaresmales que siguen manteniendo viva la fe que Berja profesa por su patrona.

La programación comenzó ayer con la tradicional bajada y se prolongará hasta el 11 de marzo. La imagen partió de su ermita en un recorrido marcado por los altares que los devotos han confeccionado en su honor. A su llegada a la parroquia de La Anunciación de Berja se celebró una eucaristía de bienvenida. Entre los actos más relevantes programados por la Hermandad de la Virgen de Gádor, destaca la tradicional ofrenda floral, que tendrá lugar el 3 de marzo. La talla baja de su altar para colocarse a los pies del presbiterio donde recibe un manto de gladiolos de color blanco y que posteriormente lucirá en su procesión de alabanzas, programada para un día después. A la cita está previsto que acudan los representantes de las cofradías y hermandades de Berja y de otras localidades vecinas. La banda de tambores y cornetas Clavos de Cristo acompañará también a la imagen durante un desfile en procesión que partirá por la mañana de la plaza de la Constitución. La actividad religiosa continúa con otros actos destacados como la novena del 7 de marzo, donde los más pequeños toman el protagonismo en las lecturas, ofrendas y cantos a la Virgen de Gádor, o la bendición de los niños virgitanos que han sido bautizados a lo largo de 2017. Será el 9 de marzo.

El programa de culto en honor a la patrona de Berja llega a su fin el 11 de marzo. La imagen, que recibió la coronación pontificia en 2016, abandonará la parroquia virgitana para regresar a su santuario. Tras la misa, que se celebrará a las cinco y media de la tarde, se llevará a cabo la tradicional subida. A su llegada a la ermita, se cantará el himno a la Virgen de Gádor y se procederá al besamanto de despedida.

Berja y los virgitanos cumplen, así, con una tradición ancestral con la que reiteran su compromiso mariano con la patrona de la localidad.

Detalles

Coincidiendo con su tradicional bajada, la Virgen de Gádor lució ayer una «joya textil». Se trata de uno de los mantos más antiguos que posee, un regalo que el décimo marqués de Iniza, Francisco José Balbuena, entregó a la venerada imagen en 1889. El manto, que costó entonces 6.000 pesetas y sirvió para cumplir con las directrices que su madre le marcó antes de morir, ha sido restaurado recientemente en el taller malagueño de Sebastián Marchante, especialista en la conservación de bordados antiguos.

Es la primera vez que la patrona de Berja desfila con este manto, que ha sido objeto de restauración durante seis meses. La prenda ha recuperado su esplendor y también su color original, el morado, color propio de la Cuaresma. Es el segundo manto más antiguo de su patrimonio. El más valioso que posee data del año 1860 y fue también un regalo. En este caso, del diputado en Cortes por Berja José de Aldama. Otra de las novedades de la bajada de hoy son los varales que transportan a la patrona, que han sido ampliados y ahora tienen capacidad para ocho personas. A lo largo del recorrido, son muchos los devotos que se turnan el peso del paso desde el inicio del recorrido, en la ermita, hasta completarlo en la parroquia. Se estrena, además, el bordado del techo de las andas, un detalle preparado para la Coronación y que no llegó a salir a la calle por error en su adaptación. Por otra parte, el Niño, que también ha sido restaurado recientemente de la mano del restaurador antequerano Francisco Miguel Marín, viste a juego con el manto que luce hoy la Virgen de Gádor. La patrona, por su parte, estrena pecherín de oro, un detalle de incalculable valor que se suma a su valioso patrimonio artístico. Por último, con motivo de la bajada, se estrena también el frontal del altar que cubre la mesa de mármol para dar más solemnidad al acto.

Elecciones a la vista

La Hermandad de la Virgen de Gádor celebra elecciones. La convocatoria aún está por concretar, aunque podría llevarse a cabo durante la segunda quincena de marzo, y servirá para poner fin a la trayectoria de Antonio Campos como hermano mayor del colectivo. Tras seis años de mandato, el también director del Centro Virgitano de Estudios Históricos deja paso a otros hermanos para marcar el rumbo de la hermandad. Lo hace satisfecho por el trabajo realizado. Entre sus principales logros está la coronación pontificia de la Virgen de Gádor, un proceso arduo y minucioso que finalmente se materializó el 3 de septiembre de 2016. En cuanto a las inminentes elecciones, Campos tan sólo ha declarado que «ya hay candidatos» para sustituirle en su cargo. Fundada en el año 1592, actualmente cuenta con casi 1.200 hermanos lo que la convierte en una de las hermandades más antiguas y numerosas de la Diócesis de Almería.

Temas

Berja
 

Fotos

Vídeos