La Escuela de Música de Berja suspende sus clases para celebrar Santa Cecilia en familia

La Escuela de Música de Berja suspende sus clases para celebrar Santa Cecilia en familia

La programación comenzó el lunes y se extenderá hasta el viernes

MARÍA TORRESBERJA

Esta semana no hay clase en la Escuela de Música de Berja. En su lugar, hay talleres musicales. Los hay para todos los gustos y edades: de percusión corporal, de coreografía, de flauta dulce, de limpieza de instrumentos y hasta de repostería. Bajo la batuta de su director, Manuel Ayala, la escuela interrumpe su actividad para compartir con todos los virgitanos su pasión por el lenguaje más universal.

Si por algo se caracteriza la Escuela Municipal de Música de Berja, es por la originalidad en cada una de sus convocatorias y por su afán de contagiar a los demás las emociones que despierta cada nota en sus músicos. Con motivo de la festividad de su patrona, Santa Cecilia, los talleres comenzaron ayer y se prolongarán hasta el viernes. Se desarrollan en horario de tarde y están abiertos al público en general, «estén o no matriculados, sin límite de edad». Ayer fue el turno del taller de orquesta de flauta dulce, que terminó con un concierto del profesorado de la escuela en el salón de actos.

Hoy los participantes aprenderán a mantener en estado óptimo instrumentos musicales de viento metal, viento madera, percusión y cuerda. También se aprenderá a crearlos. En este caso será necesario asistir con materiales reciclados como latas o botes de diferente tamaño, globos, rollos de papel de cocina, rotuladores gastados, latas de conserva, cajas de cartón, cucharas de plástico o arroz. Una vez más, los profesores volverán a subirse al escenario para finalizar el taller.

La programación prevista para el jueves incluye una jimkana musical. «Será una pequeña competición por equipos que deberán reunir una serie de pistas escondidas por todo el edificio de la escuela para poder acceder a diferentes pruebas de ámbito musical fusionadas con ejercicios físicos que, una vez superadas, los acercarán poco a poco a la victoria», explican desde la dirección, que aconseja llevar indumentaria cómoda para la ocasión. La tarde terminará con un ensayo de la banda a puerta abierta.

La ‘guinda’ del pastel llegará el viernes de la mano de un taller de repostería musical y una merienda de convivencia en la propia escuela, aderezada con café y chocolate caliente. La semana de puertas abiertas de la Escuela de Música de Berja llegará a su fin con un taller de improvisación y una conferencia sobre el miedo escénico. Entrenar la mente es también fundamental para un músico y así lo entiende el profesorado de esta escuela, que anima a todos los vecinos a participar en esta semana dedicada a la música. «El objetivo de la escuela es acercar un amplio abanico de posibilidades musicales diferentes a la rutina del curso, para disfrutar en familia o entre amigos de cada una de ellas, pues la música enriquece el alma de la manera más universal», concluyen desde la escuela virgitana.

Temas

Berja

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos