Berja celebra San Marcos y San Antón

  • La programación se desarrolla a lo largo del fin de semana

Cuando aún no se ha cumplido ni una semana de la última estación de penitencia, los virgitanos vuelven a salir a la calle para celebrar las fiestas de San Marcos y San Antón. Dos festividades que Berja concentran en un solo fin de semana y ocuparán la agenda cultural y social entre hoy y mañana.

La actividad se desarrolla en el entorno de la Carrera de Granada, una de las calles principales de Berja. Al igual que en el resto de municipios que rinden culto al santo, San Marcos es fiesta, algarabía y bullicio. La programación arranca hoy, a las doce del mediodía. Un repique de campanas y un disparo de cohetes anuncia a los virgitanos que Berja está de fiesta. A las ocho de la tarde está previsto que se lleve a cabo la santa misa, la tradicional bendición de los roscos de San Marcos y la vigilia nocturna en honor al santo, que se prolonga durante toda la noche.

Según ha informado el Ayuntamiento, el encendido oficial de las fiestas de San Marcos será a las nueve de la noche y permanecerá instalado en las calles que componen la tradicional Estación de San Marcos. A las diez de la noche, volverán a sonar cohetes y comenzará el pasacalles, que corre a cargo de la Banda de Música de Berja. La noche se alargará hasta la madrugada en la Carrera de Granada con música y baile.

Una de las señas de identidad de las fiestas de San Marcos de Berja el recorrido que realiza el ganado por la estación de San Marcos. Un trayecto que se produce en la madrugada del sábado al domingo y que hace aún más peculiar esta celebración. La programación se retoma el domingo con la celebración de una misa, oficiada por el párroco Antonio Flores y termina con la solemne procesión de San Marcos y San Antón por las calles de la Estación que lleva su nombre. Termina, así, la primera fiesta popular de esta primavera.

Temas