Los perros son bienvenidos en Castala

El Ayuntamiento de Berja se desvincula de los carteles que prohíben su entrada y desmiente la denuncia del PSOE

MARÍA TORRESBERJA

El parque periurbano de Castala, en el término municipal de Berja, seguirá siendo un enclave natural apto para personas y mascotas. Tras la aparición de varios carteles en este espacio informando de la supuesta prohibición, el Ayuntamiento de Berja ha desmentido rotundamente que se haya prohibido el acceso de perros.

La noticia saltó a la luz pública de la mano de Isabel Arévalo, secretaria del PSOE de Berja, e incendió las redes sociales. La portavoz socialista, que acreditó su queja con varias fotografías de los carteles, denunciaba la prohibición al tiempo que pedía al equipo de gobierno del PP su retirada. «En la ordenanza que regula el parque sólo especifica que los animales deben estar controlados y que el dueño es el responsable», apuntó. «Ya estuvimos en contra de cobrar por aparcar y eso sólo añade una restricción más a un espacio público increíble», añadía la también diputada provincial.

La queja de la responsable socialista, que ha provocado más de un centenar de comentarios criticando la supuesta prohibición, ha coincidido con el inicio del otoño y la llegada de visitantes «al parque periurbano más grande de la provincia», tal y como apostilló en su muro de Facebook.

Desmentido

El Ayuntamiento de Berja no ha tardado en salir al paso de esta denuncia pública y del malestar generado. En primer lugar, ha desmentido la información de Arévalo: «En ningún momento se ha ordenado por parte de ningún concejal, y mucho menos del alcalde, la colocación de carteles prohibiendo el acceso de canes a este lugar». En segundo lugar, se ha desvinculado de la colocación de los carteles: «Se desconoce quien ha podido ubicarlos allí. Sí que se han puesto carteles en los parques infantiles del pueblo, pero no en Castala». Por último, ha mostrado su sorpresa por lo ocurrido: «Los responsables municipales se han personado en el parque periurbano para comprobarlo y lo cierto es que no se han encontrado por ningún sitio los mencionados carteles».

Aunque aliviada, Arévalo ha manifestado también su sorpresa por la aparición de unos carteles que, según asegura, llevan dos semanas instalados. Ha cuestionado, en su lugar, la supervisión que desde el Consistorio se presta al parque periurbano.

Normas

En cualquier caso, lo cierto es que los perros son bienvenidos en Castala y la alarma generada es fruto al parecer de un malentendido o de una broma de mal gusto. Considerado el pulmón natural de Berja, testigo de una actividad continua, Castala se brinda cada fin de semana a familias y amigos dispuestos a disfrutar del contacto con la naturaleza, los deportes y la convivencia. Un espacio público que establece, no obstante, normas de obligado cumplimiento como no hacer fuego, depositar la basura en los contenedores habilitados, estacionar los vehículos en las zonas reservadas para este fin, mantener un volumen discreto en los aparatos de sonido y respetar el medio ambiente.

Fotos

Vídeos