Las plantaciones de marihuana y los enganches ilegales están detrás de los cortes de luz en Berja

Las plantaciones de marihuana y los enganches ilegales están detrás de los cortes de luz en Berja

Cerca de 600 vecinos sufren interrupciones diarias en el suministro eléctrico

MARÍA TORRESBERJA

El cultivo ilegal de marihuana está detrás de la sobrecarga que sufre la red eléctrica que abastece al municipio de Berja. Así lo ha trasladado a IDEAL la empresa suministradora. Al corriente de las reclamaciones surgidas por los cortes de luz en los barrios Santa Cruz, Fuente Toro y Cerrillo Pago, Endesa ha reconfigurado la línea esta misma semana para reducir el número de afectados. Se calcula que rondan los 600.

Además, la compañía eléctrica ha sustituido fusiles fundidos, cables dañados y transformadores, «todos ellos dañados por la sobrecarga que supone para la red las plantaciones ilegales». No obstante, aunque sin ánimo de echar balones fuera, Endesa asegura se trata de un «problema social». A su juicio, abordar el exceso de consumo que producen los enganches ilegales «va más allá» de su labor. «Desde Endesa se trabaja con las Fuerzas del Orden y las autoridades locales para paliar está problemática que provoca malestar entre los ciudadanos, cuantiosos daños materiales y supone además un peligro para la seguridad», afirman las mismas fuentes. «Lamentamos la situación», concluyen desde la empresa.

Desesperados

No pueden cocinar, ni ducharse al llegar a casa, ni almacenar comida en la nevera. Algunos, los más mayores, no pueden salir a hacer la compra porque no tienen ascensor. Otros acumulan vario electrodomésticos estropeados y la mayoría se calienta con velas o estufas de gas. Esta es la situación que viven cerca de 600 vecinos de Berja. Desesperados, ante la callada por respuesta de la empresa suministradora a sus incontables reclamaciones, han decidido unirse para exigir el cese de los cortes de luz que sufren a diario.

El problema no es nuevo. Las interrupciones en el suministro eléctrico comenzaron hace un año y se han acentuado en el último mes. Afectan a los vecinos de los barrios de Santa Cruz, Cerrillo Pago y Fuente Toro, a apenas unos minutos del centro urbano. «El día 1 de diciembre se fue la luz a las once de la noche y regresó a las once de la noche del día siguiente. Media hora después se fue de nuevo y no se resolvió hasta el mediodía del día 3», informa uno de los afectados, que anota cada corte para su posterior reclamación. «No sirve de nada, aún estoy esperando a que me contesten a la primera», añade con resignación. Se trata, en cualquier caso, de interrupciones constantes y diarias que se prolongan durante horas.

Reunidos en asamblea, los vecinos afectados decidieron el lunes remar en una sola dirección y presentar una reclamación conjunta que obligue a la Endesa a tomar una solución «definitiva». Cuentan con el apoyo del Ayuntamiento de Berja. «Desde el Ayuntamiento de Berja pedimos una solución inminente. Esto no es de recibo en pleno siglo XXI. Pagan sus recibos religiosamente y la comercializadora está obligada a cumplir con su obligación y prestar el suministro», ha declarado el portavoz del equipo de gobierno, José Carlos Lupión. Al respecto también se ha manifestado la portavoz del PSOE, Isabel Arévalo, que trasladará a pleno una moción para que, por un lado, el Ayuntamiento presione a la empresa para tomar medidas y, por otro, se realice una evaluación global de los daños producidos por las oscilaciones en la tensión eléctrica. Una iniciativa que el PP ha criticado por considerarla «oportunista», pero que no descarta apoyar para hacerla conjunta. «El Ayuntamiento no busca rédito político , está al lado de sus vecinos sin condiciones», dice Lupión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos