Educación aguanta el pulso ante los padres del colegio Celia Viñas de Berja

Educación aguanta el pulso ante los padres del colegio Celia Viñas de Berja

Los padres exigen un monitor más para los seis alumnos con diversidad funcional, pero la Junta alega que es suficiente

MARÍA TORRESBERJA

Seis niños con diversidad funcional del colegio público Celia Viñas de Berja no acuden a clase desde el pasado lunes. La decisión ha sido adoptada por sus padres para protestar por una atención educativa que tachan de «indigna». Concentrados a las puertas del centro, exigen a la delegación de Educación de la Junta de Andalucía que incorpore un segundo monitor al aula específica en la que se forman sus hijos. A pesar del ruido público y mediático, el gobierno andaluz alega que hay recursos suficientes y mantiene su negativa.

Para los padres del Celia Viñas, no se trata de un capricho. Los niños tienen edades comprendidas entre los 3 y los 13 años. Su grado de discapacidad varía y la atención que necesitan también. Cinco de ellos se mueven en silla de ruedas. Padecen trastornos del espectro autista en algunos casos, parálisis cerebral o han sido sometidos a una gastrostomía, lo que obliga a vigilar de cerca su alimentación. «Son grandes dependencias con necesidades muy especiales», subraya Isabel María Hidalgo, madre de uno de estos seis alumnos. A su juicio, un maestro y un monitor resulta insuficientes. «Hay un niño que necesita toda la atención de un monitor, quedando desatendidos el resto», cita a modo de ejemplo para ilustrar el día a día de este grupo de alumnos.

Quejas y amenazas

Cansados de una situación que ha empeorado con el paso de los años, tras varias reuniones en la delegación de Educación sin conseguir nada a cambio, los afectados se plantaron el pasado lunes a las puertas del centro y optaron por no llevar a sus hijos a clase. Según han informado los padres a IDEAL, una inspectora de la Junta de Andalucía se reunió ayer personalmente con ellos y con el equipo directivo del Celia Viñas de Berja para aclarar la situación. Desde el gobierno andaluz se mantiene que el centro cuenta con recursos suficientes para atender a los seis menores con diversidad funcional y que se cumple estrictamente con lo que estipula la ley en este sentido. «Aunque le hemos insistido en que no es así, siguen con el mismo argumento», se queja Isabel María Moreno.

La Junta responde

A la espera de alcanzar un acercamiento, los niños no acudirán a clase y sus padres seguirán protestando a pie de calle. «Seguiremos con la protesta, a pesar de que nos han amenazado con que si no entran los niños, tomarán otras medidas», han asegurado a IDEAL los afectados. La acumulación de faltas de asistencia sin justificar podría ocasionarles otros problemas que desconocen, según han apuntado. Educación, de momento ha optado por no hacer declaraciones al respecto.

Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Berja comparte las necesidades que han expresado públicamente los padres del colegio público Celia Viñas de Berja. La edil de Educación, María Luisa Cruz, acredita que los alumnos con diversidad funcional que cursan sus estudios en este centro no están bien atendidos.

Así lo trasladó personalmente en una reunión mantenida en la delegación de Educación el pasado curso. «No se trata de cumplir la ratio sino de estudiar cada caso y conocer detalladamente qué tipo de necesidades tienen», ha apuntado al respecto la también concejala de Turismo, que acompañó a los padres afectados a la capital para informar de las carencias que en esta materia presenta el colegio virgitano. «Simplemente para salir al patio a la hora del recreo es complicado hacerlo con cinco sillas de ruedas», apostilla.

Convencida de que es necesario dotar al colegio Celia Viñas de Berja de un monitor más -actualmente el aula específica cuenta con seis alumnos, un maestro y un monitor-, Cruz Escudero reivindica a la Junta de Andalucía que reconsidere su postura y dé respuesta a la petición planteada por los padres. «Basta con pasarse un día por el centro para darse cuenta de que no se está prestando un servicio digno a estos alumnos con necesidades especiales», insiste, al tiempo que recuerda la necesidad de acometer obras de accesibilidad.

Fotos

Vídeos