El Centro de Visitantes de Laujar cambia de empresa gestora

El Centro de Visitantes de Laujar cambia de empresa gestora

La concesión del servicio público a un cooperativa «con sede en Sevilla» provoca la denuncia pública de la empresa local que lo coordina desde hace cuatro años

MARÍA TORRES LAUJAR

El Centro de Visitantes de Laujar de Andarax será gestionado por la sociedad cooperativa Natures. La empresa laujareña Al-Mihras, encargada de su gestión en los últimos cuatro años, está obligada a 'hacer las maletas' tras la convocatoria para la renovación del servicio por parte de la Junta de Andalucía. Sus responsables, tres mujeres de la localidad, han expresado su desacuerdo con los requisitos establecidos en el pliego de condiciones y afrontan con resignación un futuro incierto.

Con una inversión pública de 9.000 euros anuales, el concurso establece la apertura del centro durante más de 600 horas, fines de semana y festivos incluidos, así como la obligación de difundir los espacios naturales de la zona y dinamizar el equipamiento de uso público. Sólo dos empresas han presentados sus ofertas, la laujareña Al-Mihras y la sevillana Natures. Finalmente, la Consejería de Medio Ambiente ha decidido otorgar la gestión del Centro de Visitantes de Laujar a la segunda y no renovar la labor que la primera venía realizando desde hace cuatro años. Además, también aparta a Al- Mihras de los programas en la naturaleza para niños y personas con discapacidad que desarrolla desde hace 15 años en la comarca.

Según han explicado a IDEAL las responsables de la empresa local, el concurso concede un 70 por ciento de los puntos globales a la oferta económica, frente a un 30 por ciento de la parte técnica. «Nosotras no podemos reducir más aún el precio de nuestros servicios y de nada nos ha servido ser una empresa de la zona, con más de 20 años de experiencia en el sector, que apuesta por la economía local y el desarrollo sostenible», denuncian desde Al-Mihras.

Aunque sin nada que alegar en contra de la adjudicataria, las empresarias laujareñas defienden su minucioso conocimiento de la zona, su profesionalidad y su bagaje. «En más de 15 años gestionando estos programadas con miles de niños, nunca hemos tenido una incidencia», subrayan en este sentido.

Posible cierre

Nacida en 1997 en la Alpujarra de Almería, Al-Mhiras ha dedicado su trayectoria a promocionar el encanto de la comarca a través de visitas organizadas. «Aquí turismo hay poco y, sin esta concesión, no descartamos cerrar la empresa», apuntan. «Que no nos vendan que desde la administración fomentan el turismo sostenible y la economía local porque no es así. Nos usan para hacer política y a la hora de la verdad prima lo económico», lamentan. «Nuestros pueblos se están despoblando y nosotras quizá también nos vayamos de aquí», concluyen.

Consultada por este medio de comunicación, desde la Junta de Andalucía se matiza que el domicilio social de una empresa no puede condicionar ni favorecer una licitación pública y así lo establece la ley de contratos vigente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos