El Chisco multiplicará por cuatro la población de Fondón

El Chisco multiplicará por cuatro la población de Fondón

El Ayuntamiento ha diseñado un dispositivo especial de seguridad para el sábado y ha ampliado la capacidad de la carpa, que cambia también de ubicación

MARÍA TORRES FONDÓN

Los fondoneros cuentan los días para rendir tributo a su patrón, San Sebastián. A pesar de las bajas temperaturas que se registran en estas fechas, Fondón se queda pequeño para celebrar una fiesta popular que cada año convoca a un mayor volumen de personas. Las previsiones apuntan a que el próximo sábado rondarán las 4.000, una cifra que multiplica por cuatro la población habitual del corazón de la Alpujarra de Almería.

El fuego es el principal ingrediente de la celebración. Se trata de una fiesta sencilla y tradicional donde sobran las ganas de pasarlo bien. Vecinos y visitantes se reúnen en torno al tradicional ‘chisco’, una gran hoguera que arde en la plaza del pueblo hasta quedar reducida a ascuas. Consciente de la expectación que generan estas fiestas, dentro y fuera de Fondón, el Ayuntamiento ha confeccionado un plan especial de seguridad. Desde las siete de la tarde y hasta las tres de la madrugada, permanecerá operativo un puesto de mando avanzado junto a la Casa Consistorial. Protección Civil, una ambulancia y servicio de extinción de incendios estarán disponibles de forma inmediata ante cualquier emergencia.

Por otra parte y como novedad, la tradicional verbena de San Sebastián se traslada este año a la calle Jardines. El Ayuntamiento ha acondicionado una explanada para instalar la carpa en la que sonará la música hasta el amanecer. Ronda los 400 metros cuadrados e incorpora un sistema de climatización para combatir el frío. El equipo de gobierno que preside Francisco Álvarez, alcalde de Fondón, persigue evitar así las inevitables molestias que las fiestas ocasionaban a los vecinos de la plaza y habilitar un espacio más amplio y seguro, con aseos y vías de evacuación.

Álvarez Aguilera confía en que todo transcurra con normalidad y apela al civismo de vecinos y visitantes. «Las fiestas de San Sebastián son una fiestas importantes por la cantidad de gente que aquí se congrega. Aunque se combina frío, fuego y alcohol, hasta la fecha no se han producido altercados de gravedad y esperamos que la gente simplemente quiera pasar un fin de semana agradable en la Alpujarra», ha declarado a IDEAL. Al igual que en años anteriores, las plazas de alojamiento rural disponibles en Fondón ya están agotadas «desde hace tiempo» y los bares y restaurantes de esta pequeña localidad de Almería se frotan las manos ante uno de los fines de semana más productivos de todo el año.

Programación

La programación confeccionada por el Ayuntamiento de Fondón con motivo de las fiestas de San Sebastián comienza a las siete de la tarde del sábado con el encendido del ‘chisco’ en la plaza del pueblo. Se espera que una hora después las llamas queden reducidas a ascuas para poder asar todo tipo de carne. La empresa Jamones Fondón vende en la misma plaza bandejas de lomo, costilla, chorizo o morcilla para hacer al calor del chisco. Por su parte, las bodegas del corazón de la Alpujarra como Bosquet y Tetas de la Sacristana invitarán a vino durante la celebración. La verbena arrancará sobre las diez y media de la noche en la carpa instalada al final de la calle Jardines.

Un día después, el domingo amanece en Fondón a golpe de diana. La misa y posterior procesión de San Sebastián dará comienzo a las cuatro y media de la tarde. Al finalizar, como manda la tradición, se dispararán los ‘barrenos mineros’, unos petardos que se lanzan al aire en forma de plegaria. Las fiestas del patrón de Fondón llegarán a su fin el lunes con la elaboración de una paella popular en la plaza del corazón de la Alpujarra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos