Dos mujeres centenarias soplan las velas en el corazón de la Alpujarra

Dos mujeres centenarias soplan las velas en el corazón de la Alpujarra

La residencia de mayores de Fuente Victoria ha celebrado este mes el cumpleaños de Paca y María, nacidas en mayo de 1918

MARÍA TORRESFUENTE VICTORIA

Nacieron en el mes de mayo del año 1918. Francisca Barea, el día 4 y María Gerona, el 22. Acaban de cumplir 100 años y lo han celebrado en la residencia de mayores que comparten en Fuente Victoria. El corazón de la Alpujarra ha entonado el 'cumpleaños feliz' para festejar la longevidad de estas dos mujeres que, tras toda una vida de trabajo, disfrutan del descanso que se merecen.

Con licores sin alcohol y pastas sin azúcar celebraron ayer en la residencia el aniversario de las dos residentes. A la cita acudieron los alcaldes de Fondón y Fuente Victoria, Francisco Álvarez y José Ramón Rubio. De forma previa, justo el día de sus respectivos cumpleaños, Paca y María soplaron las velas arropadas por sus familiares. «No es muy habitual que un residente alcance los 100 años de vida y menos aún es que sean dos los que coincidan en el tiempo con esta edad», ha reconocido a IDEAL Luisa Jiménez, directora de la residencia de mayores de Fuente Victoria. «Para nosotros, los que trabajamos aquí, ha sido una celebración muy entrañable y para nuestros residentes también», ha añadido.

Paca y María comparten algo más que edad y residencia. La primera nació en Padules. Madre de cuatro hijos, enviudó y tuvo que cargar sola con el peso de su familia. María nació en Laujar. También es viuda y tuvo que enfrentarse a la vida con sus propios medios y con dos criaturas. «Son mujeres valientes y luchadoras», dicen quienes las atienden.

Aunque la edad no pasa en balde y tanto Paca como María aún tienen momentos de lucidez, la responsable del centro cree que han sido conscientes de la celebración y que «lo han disfrutado». El de ayer fue el cumpleaños del mes. Cinco ancianos soplaron ayer las velas en esta residencia. «Celebramos uno al mes y vienen familiares, nuestros alcaldes, y a ellos les encanta conversar con Paco y con José Ramón. La mayoría de nuestros residentes son de la zona y tienen conocidos en común», ha explicado al respecto Jiménez.

Una gran familia

Actualmente 30 personas conviven en la residencia de mayores de Fuente Victoria. La mayoría se ha criado en la Alpujarra de Almería. Una plantilla compuesta por 22 profesionales las atiende diariamente. Las sesiones de gimnasia de mantenimiento y de fisioterapia ocupan las mañanas._Las tardes son más tranquilas y se dedican a conversar. «Somos como una gran familia y la ratio de personal nos permite atender diariamente sus necesidades y mimar a nuestros residentes. El personal está muy implicado y motivado para que su trabajo sea el mejor. Ellos lo merecen», ha apostillado la responsable de esta residencia, satisfecha por la labor vocacional que se desempeña día a día.

Satisfecho está también el regidor fondonero con el funcionamiento de la residencia y con el trabajo que desempeñan sus trabajadores. «Es una fuente de trabajo para el municipio y un referente en la provincia. Mi agradecimiento a los trabajadores por su labor, no sólo a nivel profesional sino también humano con estos mayores».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos