El PSOE pide la dimisión del alcalde de Alcolea

Los supuestos delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos que se le imputan manchan la imagen de la localidad que preside, según los socialistas

R. I. ALCOLEA

El Grupo Municipal Socialista de Alcolea ha pedido la dimisión urgente del alcalde del municipio, Antonio Ocaña (IU), después de que se haya conocido que será procesado por haber cometido, presuntamente, delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos durante su etapa como concejal de Hacienda. Por los mismos supuestos delitos también tendrá que declarar su compañero de partido y por entonces primer edil, Fernando Utrilla. «No basta con que quiera abandonar su partido, lo que tiene que hacer es dejar es el Ayuntamiento», han reclamado desde el Grupo.

Los concejales del PSOE consideran que Ocaña debería dimitir, entre otras razones, para «evitarle» al pueblo de Alcolea «la mala imagen de ver a su alcalde sentado en el banquillo de los acusados, dando cuenta ante un juez de los cobros de dinero público que recibió durante sus años de concejal a través de una empresa contratada por el Ayuntamiento, sin que al parecer se siguieran los controles que prevé la ley».

De considerarse probados estos hechos, podrían acarrear para Ocaña tres años de prisión y diez de inhabilitación especial para empleo o cargo público, según las penas solicitadas por el Ministerio Fiscal.

«A la vista de las penas solicitadas por la Fiscalía, el alcalde no puede mantener que esto sea una cuestión personal», han argumentado desde el PSOE, que ruega al alcalde «que deje de hacerse la víctima». «El pueblo conoce bien la trayectoria que han tenido los gobiernos de IU en Alcolea; el alcalde debió dimitir en febrero, cuando tuvo conocimiento de la apertura de juicio oral, pero todavía está a tiempo; que lo haga ahora si le queda algo de dignidad», piden.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos