Atletismo

Dani se trae el bronce a Almería

Dani no dispone de pista para entrenar y lo ha hecho en la playa. /IDEAL
Dani no dispone de pista para entrenar y lo ha hecho en la playa. / IDEAL

Un joven abderitano debuta en el Campeonato de España de Atletismo Adaptado y logra subirse al podio | Daniel Aguilar aparca su pasión por el fútbol para estrenarse en una nueva modalidad que le permite superarse a sí mismo en cada prueba

MARÍA TORRESADRA

Daniel Aguilar ha vuelto a dar una lección de superación, empeño y trabajo. Y todo esfuerzo trae consigo su recompensa. La de este joven abderitano ha sido colgarse la medalla de bronce en el Campeonato de España de Atletismo Adaptado, celebrado recientemente en Burgos. Apenas dos meses de entrenamiento le han bastado para descubrir una nueva disciplina deportiva que, a diferencia del fútbol, sí le permite plantarle cara a la vida, afrontar con valentía sus limitaciones físicas e intelectuales y ser un deportista más.

Alrededor de 250 atletas de toda España se dieron cita en los campos burgaleses de San Amaro. El nombre de Daniel no figuraba entre los favoritos. Ha sido su primer campeonato de atletismo y se ha estrenado de la mano del club Los Carriles de Macael. Durante dos días, disputó tres pruebas: 200 metros lisos, 80 metros lisos y lanzamiento de peso. Con una distancia de 8,49 metros, por encima de su marca habitual, Daniel logró ocupar el tercer puesto en una lista con 33 participantes, algunos de ellos deportistas olímpicos. «No se lo esperaba, pero a Dani le encanta ganar y le pudo más su afán de superación», reconoce su padre, José Aguilar, que también ha ejercido de entrenador.

Adversidades

Detrás de la victoria de Dani hay una decisión personal, la de aparcar el fútbol y apostar por el atletismo, y la convicción moral de seguir aferrado al deporte como inyección de vida. Ni el retraso intelectual que padece desde que nació, ni la esclerosis tuberosa que le diagnosticaron con apenas seis años, pueden frenar sus ganas de superarse cada día.

Incansable, ha hecho de la playa de Poniente de Adra su particular campo de tiro para entrenar el lanzamiento de peso y del recinto ferial, una improvisada pista de atletismo. Imprescindible ha sido la ayuda de su padre, del que ha aprovechado su formación como entrenador. Su talento y sus ganas de avanzar han hecho el resto. «Dani ha entrenado muy poco y ante unas circunstancias adversas, sin poder hacerlo con su club y sin un lugar adecuado», ha reconocido José, sorprendido también con la victoria.

Cambio de 'estrategia'

A los 16 años, Daniel Aguilar encontró en el deporte un hilo de esperanza. Aunque siempre consciente de sus limitaciones, se aferró al fútbol hasta que las 'reglas del juego' le impidieron continuar. En su último partido como cadete en el Adra Milenaria, lució por unos minutos el brazalete de capitán de su equipo y marcó un gol de penalti. Desde el pasado mes de enero, ha aparcado su pasión por el fútbol para centrarse en el atletismo. «El atletismo le aporta unos valores que el fútbol no. Además, puede jugar con personas con discapacidad e ir aumentado de categoría. Superarse en el fútbol es muy complicado en sus circunstancias», lamenta su entrenador.

Aguilar también ha destacado en petanca, proclamándose este año campeón de Andalucía en La Carlota, en Córdoba. Además, sigue formándose en el instituto de enseñanza secundaria Gaviota de Adra y su proyecto de futuro es poder ejercer algún día de entrenador. «Quiero ser entrenador y lo intentaré un millón de veces si hace falta», ha confesado a este periódico. Fieles e incondicionales, a su lado encontrará a sus padres, José y María Jesús, testigos de sus sueños y alegrías, de sus decepciones y tristezas y, en definitiva, de sus ganas de vivir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos