El Miramar de Adra se viste de largo para evocar un equipo de fútbol que es leyenda

El equipo en los años 70. /
El equipo en los años 70.

Será el sábado en un emotivo acto concebido para rendir homenaje a los directivos, técnicos jugadores y aficionados que hicieron grande a la AD Adra, extinta en 2011

MARÍA TORRES ADRA

Aún son muchos los abderitanos que recuerdan aquellos domingos de emoción compartida por un mismo equipo, la Agrupación Deportiva Adra. Han pasado más de 40 años desde que echase a rodar y siete desde su desaparición, pero el espíritu de aquella afición -que llegó a besar la gloria jugando en Tercera División- sigue latente. El estadio Miramar de Adra, escenario de buena parte de las victorias y derrotas que marcaron su trayectoria, acoge el sábado un emotivo acto para rendir homenaje a los directivos, técnicos, jugadores y aficionados que hicieron grande al Adra.

Son muchas las sorpresas preparadas para la ocasión, aunque no todas se han hecho públicas. Sobre el campo, jugadores mayores de 50 años para transmitir una forma de entender el fútbol que hoy sirve de ejemplo a las nuevas generaciones. Además, se guardará silencio para recordar a los que se fueron, pero que siguen presentes de alguna manera. Especialmente destacada será la presencia Juan Luis Riado, abderitano de nacimiento que escaló puestos hasta jugar en Primera División de la mano del Real Mallorca. «Será un homenaje a todos aquellos que pusieron su granito de arena para hacer una AD apetecible y competitiva», ha resumido Isidro Fernández, El Sidri, uno de los promotores del acto del sábado, que arrancará a las siete de la tarde en el estadio Miramar de Adra.

Fernández tuvo el privilegio de debutar en el Adra en el año 76, siendo un crío, y fue testigo de la evolución del equipo como jugador hasta 1987. Glorioso fue el gol que marcó frente a El Parador bajo las órdenes de Pepe Mata, su entrenador, que evitó el descenso de Regional Preferente a principios de los 80. También lo fue el tanto que Rafa El Negro ejecutó con avidez y talento en la temporada 2003-2004, en este caso bajo las órdenes de Antonio Parrilla, y que fue clave para mantener al Adra en Tercera División.

Momentos que siguen gravados en la retina, en la mente y en el corazón de una afición que recuerda con nostalgia la época dorada de su equipo. Todos los amantes del fútbol están convocados para revivir un pasado que ya es leyenda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos