Más fútbol

«¡Negro de mierda, has venido en patera!», entre los insultos racistas a un jugador del Adra

Imagen de archivo de un partido celebrado el Campo San Benito de Porcuna./
Imagen de archivo de un partido celebrado el Campo San Benito de Porcuna.

El árbitro del partido de División de Honor Andaluza, jugado en campo del Porcuna, no los reflejó en el acta; «no somos la Guardia Civil» dijo

JOSÉ GABRIEL GUTIÉRREZALMERÍA

Tres futbolistas del equipo almeriense del CD Adra Milenaria, muy especialmente Marcos Cajiao, recibieron graves y sonrojantes insultos racistas, al parecer provenientes de un grupo de jóvenes aficionados locales, a lo largo del partido, sobre todo al final del mismo, disputado en el jiennense Campo San Benito contra el equipo local del At. Porcuna. El encuentro correspondía a la decimosegunda jornada del campeonato de Liga en el Grupo 2 de la categoría de División de Honor Andaluza.

Según manifestaciones expuestas a IDEAL por el delegado del CD Adra, entre los insultos al jugador abderitano figuraron los de «mono, negro de mierda, has venido en patera». Al término del encuentro, solicitó que estos figuraran en el anexo, a los que el árbitro manifestó que no lo haría porque no había visto ni oído nada, argumentando que «no somos guardias civiles. Eso no es asunto nuestro».

Del empate al insulto

El partido jugado en el Campo San Benito, entre el equipo local del At. Porcuna y la AD Adra, finalizó con el resultado de empate (1-1) y contó con la dirección arbitral del colegiado granadino José Alberto Montilla Garrido, que mostró doce tarjetas de amonestación, cuatro a componentes del equipo local y siete al visitante. Se adelantó en el marcador el At. Porcuna, con gol de Carles, en el m. 49, al transformar un penalti. En el m. 89, empató el CD Adra Milenaria, por mediación de Leitao, no de Javi López como reflejó el colegiado en el acta.

«El delegado y algunos directivos del Porcuna me recriminaron que lo expusiera al árbitro»

Los hechos acaecieron, según ha podido saber IDEAL, a la finalización del partido. A la conclusión del mismo, sobre el terreno de juego, la habitual despedida deportiva entre los jugadores y entrenadores de ambos equipos. Sin embargo, al llegar los componentes del CD Adra a la entrada a vestuarios un grupo de jóvenes aficionados locales, que habían proferido insultos racistas a lo largo del partido y ubicados junto al citado acceso, arreciaron en insultar a futbolistas del CD Adra, principalmente a Marcos, aunque sus compañeros Edu y Dominique tampoco se salvaron de los insultos.

Los hechos fueron comunicados por el delegado del CD Adra al colegiado del encuentro para que los reflejara en el anexo del acta, a lo que este se negó argumentando que no había oído nada. «No podemos hacer nada. Ni hemos visto ni oído nada. No somos guardias civiles», le comentó.

Reacciones y sonrojos

Un aficionado local, espectador del partido, reflejaba en su cuenta de twitter, tras el encuentro, su pesar por lo visto. «Lo que ha pasado hoy -por la tarde del pasado domingo- en el estadio de Porcuna es vergonzoso. Me da vergüenza ajena. Sólo queda pedir disculpas a Adra Milenaria por los insultos racistas recibidos», exponía en twitter Álvaro Cobo Cabeza.

Para Enrique Ruiz, delegado del CD Adra en el partido, lo sucedido le llenó de sonrojo. «Fue una vergüenza. En fútbol se puede ganar o perder, pero nunca insultar de esa manera. A nuestro jugador le estuvieron insultando durante casi todo el partido, por parte de un grupo de jóvenes seguidores del equipo local. Le estuvieron gritando 'mono, negro de mierda o has venido en patera', entre otras cosas. Para colmo, tras comentar la incidencia al árbitro, el delegado del At. Porcuna y algunos directivos de este club me recriminaron que hubiese dicho eso al colegiado. Fue una actitud que me sorprendió y defraudó bastante», manifestó.

Por su parte, Juan Carlos Cintas, entrenador del CD Adra Milenaria, igualmente expresaba a IDEAL su sorpresa y estupor por lo sucedido. «Fue una situación lamentable. En pleno siglo XXI, cuando tanto se habla para que quede claro el fair play y la deportividad, sucede esto. Algunos aficionados no escarmientan. Hoy, con una sociedad tan plural, sobre todo como la que tenemos en Andalucía, es lo más sorprendente y lamentable», comentó.

Ahora toca esperar a conocer la reacción del Comité de Competición de la RFAF. Posiblemente, al no haber reflejado el árbitro en el acta nada relativo a los insultos racistas todo quede en mera anécdota, pero la tristeza por lo sucedido no se borrará del recuerdo, sobre todo de Marcos y lamentablemente volverán a suceder.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos