¿Cuestión de esfuerzo o de género?

¿Cuestión de esfuerzo o de género?

ANA MARÍA CALLEJÓN ADRA

Demos la bienvenida al nuevo curso 2018-2019 y al mismo tiempo la enhorabuena a todo el alumnado abderitano que finalizó el curso 2017-2018 y que lo ha hecho con buenas notas. Está muy bien que el esfuerzo, trabajo y constancia de un curso esté recompensado con unos expedientes buenos o muy buenos.

Pero hoy vamos a hablar del alumnado del IES ABDERA. Cada año los equipos educativos premian a alumnos y alumnas que hayan destacado no únicamente por ser alumnado brillante desde el punto de vista académico, sino además por poseer unos valores que han posibilitado que la convivencia en el grupo sea mejor, que haya unido más que disgregado.

Llama la atención un dato estadístico, y estamos hablando de números puros y duros. El pasado curso académico lo iniciaron 1153 alumnas y alumnos, y lo finalizaron 1090. De ellos había 592 chicas, un 54,68% y 498 chicos que suponen el 45,68%. Serían unas 94 chicas más, un leve porcentaje mayor del 8,63%.

De todos los distintivos entregados el pasado 28 de junio, desde 1º de la ESO hasta 2º de Bachillerato, tanto en el diurno como en el nocturno, más los ciclos de todas las especialidades nos encontramos con el siguiente hecho: Fueron premiados 128 alumnos/as (lo que supone el 11,7% del total del alumnado) de ellos, 93 eran chicas, lo que nos da el 72,65% y 35 chicos, el 27,34%. Hay quien dirá que es lógico ya que hay más chicas que chicos. Pero salvo en 5 grupos con predominio masculino, en todos y cada uno de ellos, la mayoría del alumnado premiado fue femenino. Este hecho no dejaría de ser una anécdota, si dentro de 5 ó 6 años, pudiésemos seguir el rastro del alumnado que ha terminado bachillerato y que inicia estudios universitarios, ¿cuántos de ellos llegarán a dirigir empresas, a tener cargos de responsabilidad y estar al mando o ser jefes de compañeros y compañeras? ¿En qué porcentaje lo hará cada género?, aquí está el «quid de la cuestión» o el «quisestquaestio».

¿Por qué hoy en 2018 siguen teniendo las mujeres un papel tan prioritario en escalones inferiores y medianos? De todas las chicas premiadas en nuestro centro, y en el resto, ¿cuántas de ellas serán directoras de banca, cirujanas, jefas, catedráticas, rectoras… etcétera. No quiero hacer divisiones simplistas, entre ambos géneros, pero estos datos sí nos constatan una serie de valores positivos que en general predominan en el alumnado femenino, tienen más constancia en el trabajo diario, son más hormiguitas, lo bueno sería que estás cualidades se correspondiesen en el mundo laboral del alumnado femenino, con puestos de responsabilidad elegidos por ellas, en igualdad de condiciones con sus compañeros masculinos, y que no tengan que ir dejando en el camino, sueños por cumplir, por cargas adscritas al género femenino tradicionalmente y que siguen pesando muchísimo.

Deseamos que durante este curso académico los porcentajes se vayan equiparando sobretodo en los de arriba, será buena señal, no sólo para las chicas, también para los chicos, y como no, para el resto de la sociedad.

Temas

Adra

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos