Borrar
Adra aprueba una hoja de ruta para aplicar en caso de sequía grave

Adra aprueba una hoja de ruta para aplicar en caso de sequía grave

Plantea limitaciones para reducir el consumo de agua como prohibir el llenado de piscinas o el riego de jardines y establecer cortes nocturnos

M. T.

Adra

Viernes, 3 de mayo 2024, 01:05

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Unanimidad en el último Pleno de la corporación municipal para aprobar el Plan de Emergencia por Sequía de la localidad. Se trata de una hoja de ruta que recoge cómo actuar en caso de declaración oficial de sequía grave y qué medidas aplicar para reducir el consumo de agua. Un documento, en cualquier caso, de carácter preventivo que debe constar en todos los municipios que superan los 10.000 habitantes.

Según se informó desde el Ayuntamiento de Adra, el plan describe los sistemas de abastecimiento del término municipal y plantea medidas y propuestas «a medio y largo plazo» para mejorar la eficiencia en la gestión del agua. Además, sugiere mecanismos para concienciar a la sociedad sobre cómo actuar para hacer un uso responsable de este bien tan necesario.

Dividido en distintos escenarios y fases, en el nivel de emergencia Fase 1 se constituirá el Comité de Sequía, que será el órgano responsable de implantar progresivamente medidas como la declaración oficial de la situación de sequía, establecer medidas de persuasión para la reducción voluntaria del consumo, aumentar las actuaciones para la reducción de las pérdidas reales en las infraestructuras de suministro y distribución, realizar campañas de ahorro dirigidas a todos los usuarios en medios de comunicación y activar un fichero de «grandes consumidores y de consumo» en centros y organismos oficiales, entre otras.

Llegado el nivel de emergencia Fase 2 de Sequía Grave, fase en la que sólo se debería incurrir se presenten episodios de mayor severidad climática que la registrada históricamente o desviaciones en las pautas de operación, se plantearán limitaciones de uso para reducir el consumo en todos los sectores económicos y sociales, «aunque con distinto alcance en cada caso». El Comité de Coordinación, junto con el Comité de Sequía, serán los responsables de intensificar las acciones iniciadas en el anterior nivel, como la promoción de la individualización de contadores, aumento de los sistemas de financiación y establecimiento de medidas obligatorias de reducción de la demanda. Se limitarían los usos no esenciales como el riego de jardines, praderas, zonas verdes y deportivas; llenado de piscinas de uso privado; y surtidores de agua potable en zonas o espacios públicos.

Por último, la Emergencia Fase 3 de Sequía Extrema es una referencia para la búsqueda de soluciones expeditivas y rápidas de emergencia. Se plantearía una situación de máxima gravedad con alta probabilidad de desabastecimiento generalizado. Las soluciones serán excepcionales y se tomarán por instancias superiores a los responsables del sistema de suministro. Entre las medidas, está la reducción de la presión de suministro del caudal de abastecimiento durante ocho horas al día o cortes nocturnos en el suministro en caso de ser necesario.

El Plan de Emergencia por Sequía recopila y ordena información básica sobre consumo de agua, define los estados de riesgo, concreta medidas especiales para mitigar los efectos de la sequía y previene posibles daños de alcance mayor. El documento salió adelante el pasado jueves con el voto favorable de PP, PSOE, Plataforma por Adra y Vox.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios