Adra permite a los hosteleros ampliar sus terrazas durante los días de feria

Se prohíbe instalar barras en el exterior y reproducir música y las atracciones infantiles pueden abrir hasta las dos de la madrugada

M. TORRES ADRA

Adra se prepara para vivir una feria anómala marcada por la crisis sanitaria y el riesgo de contagio. Según anunció ayer el Ayuntamiento, el sector hostelero podrá ampliar sus terrazas durante las fiestas patronales para intentar evitar aglomeraciones. Sin embargo, estará prohibido instalar barras en el exterior y la reproducción de música.

Para ganar espacio en las terrazas, siempre que las características de la vía pública lo permita, los hosteleros deberán solicitarlo previamente. En función de las indicaciones de Policía Local, se podrá autorizar el corte de vía. En lo que respecta a los horarios, en base a las directrices maracas por la Junta de Andalucía al respecto, la hostelería podrá permanecer abierta hasta las dos de la madrugada. El ocio nocturno, por su parte, puede permanecer hasta las tres y media de la madrugada, pero a las tres debe dejar de prestar servicio.

Por su parte, el Ayuntamiento se acogerá al máximo que permite la normativa autonómica para establecer el horario de los feriantes. Las atracciones podrán permanecer abiertas hasta las dos de la madrugada. «Se trata de uno de los cambios que se producen tras la publicación del programa oficial de fiestas, que recoge un horario reducido hasta las 00.00 horas», matizan fuentes municipales.

Responsabilidad

«Desde el Ayuntamiento de Adra se quiere reiterar la necesidad de que todas las personas que acudan a los actos organizados en el marco del programa de fiestas, así como quienes vivan los días grandes en los establecimientos hosteleros y comerciales de la localidad, lo hagan con la mayor responsabilidad y cautela, con el objetivo de seguir conteniendo la pandemia de la covid-19 en el municipio y proteger la salud pública», se insiste.

Entre el 6 y el 10 de septiembre, Adra celebra sus fiestas en honor a la Virgen del Mar y a San Nicolás de Tolentino. Una semana grande que, debido a la crisis sanitaria, se queda sin procesiones ni desfile de carrozas ni cualquier otro acto que no permita garantizar la distancia social para prevenir nuevos casos de coronavirus.

Temas

Adra