Adra reconoce con el Distintivo por la Igualdad a la Escuela de Teatro y al Capi de La Alquería

En concreto, los reconocimientos se otorgaron a las dos mujeres que están al frente, Isabel Rodríguez y Rosario Fernández

M. TORRES ADRA

Isabel Rodríguez y Rosario Fernández han sido reconocidas por su labor al frente de la Escuela Municipal de Teatro y del CAPI de La Alquería, respectivamente. Coincidiendo con los actos conmemorativos por el Día de la Mujer, el Ayuntamiento ha distinguido a ambas con el Distintivo por la Igualdad.

Con la primera, se pone en valor el trabajo de una mujer que trabaja cada día por motivar el teatro a través de una escuela formada por casi 70 personas. «Por su siempre disponibilidad para todas aquellas actividades que organizamos desde el Ayuntamiento para fomentar la cultura, como el teatro en las barriadas, las muestras de teatro aficionado, la noche en vela o La Pasión, entre muchas otras», justificó la edil de Mujer, Elisa Fernández.

Con la segunda, el consistorio abderitano aplaude el papel que desempeña el CAPI de la barriada de La Alquería en su intento por facilitar la inclusión digital de toda la ciudadanía y paliar la brecha digital de género. «Un trabajo importantísimo para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas mediante la promoción de la participación ciudadana y la digitalización», continuó la concejala. «Gracias, de nuevo a las dos. Este distintivo es muy merecido y no solo reconoce vuestra labor, también queremos que sirva de aliciente para que sigáis aportando tanto a los abderitanos y abderitanas con vuestro elogioso trabajo», dijo durante el transcurso de una gala que contó con la presencia sobre el escenario de la Asociación de Mujeres Inmaculada Marina, de la Asociación Cultural Barranco Almerín y de Raúl Ventura.

La ya tradicional Gala de la Mujer estuvo presidida por el alcalde, Manuel Cortés. En su intervención, insistió en la necesidad de lograr una «igualdad real» de la mano de las administraciones y de los ciudadanos. En esta línea, reiteró que la importancia de cumplir con los Planes de Igualdad, que a su juicio marcan el camino para «derribar los muros» que aún existen y también recordó dos herramientas fundamentales: el Centro Municipal de Información a la Mujer cómo órgano asesor y el programa VIOGÉN, como instrumento para prevenir y proteger a las víctimas de violencia de género. «Me comprometo, como alcalde de Adra, a seguir trabajando, y conseguir que llegue un 8 de marzo en el que solo haya cabida para la celebración, y ya no sea necesaria la reivindicación», sentenció.

El acto tuvo lugar el pasado sábado en el Centro Cultural de Adra.

Temas

Adra