Alicia Heras, concejala de Hacienda en el Ayuntamiento de Adra. / r. i.

Adra saca adelante el presupuesto de 2023 con el voto en contra de la oposición

PP y Cs arrancarán el año con las cuentas municipales en vigor, pero no logran el apoyo del resto de los grupos

MARÍA TORRES ADRA

El Ayuntamiento de Adra comenzará 2023 con un presupuesto municipal aprobado en tiempo y forma. La última sesión del año sirvió para sacar adelante unas cuentas que superan los 25 millones de euros, «las más altas de la última década», según el equipo de gobierno. PPy Cs, por el contrario, no lograron la aprobación de la oposición. PSOE, Vox y Plataforma por Adra votaron en contra del documento.

La edil de Hacienda, Alicia Heras, tomó la palabra en primer lugar para explicar que los presupuestos municipales de 2023 se basan «en la recaudación líquida de los últimos tres años». Los ingresos ascenderán en 2023 a 25,2 millones de euros y procederán de «impuestos directos e indirectos, transferencias corrientes o transferencias de capital». Los gastos, por su parte, «se acercan también a los 25,2 millones» entre partidas de compra de bienes y servicios, inversiones reales, retribuciones de personal o fondo de contingencia, entre otros.

El capítulo de inversiones, que asciende a cuatro millones de euros, contempla terminar el Centro Cultural de Adra, ampliar el Centro de Mayores de Puente del Río, remodelar el parque de La Isla y nuevas zonas de juego en El Lance y Guainos. Se tiene previsto, asimismo, continuar con el arreglo de calles, habilitar una sala TIC con «24 horas de estudio y coworking» y poner en marcha el Centro de Interpretación de la Agricultura. Más de dos millones de euros se destinará a gasto social y un millón y medio a servicios básicos. La oferta cultural, de ocio y deportiva se beneficiará de una partida de 350.000 euros.

Los argumentos del 'no'

El Grupo Municipal Socialista dejó atrás la abstención de presupuestos anteriores para posicionarse en contra. «No damos más votos de confianza al equipo de gobierno. Hemos arrimado el hombro durante la crisis sanitaria para ir todos a una, pero no tienen en cuenta las necesidades del municipio», reprochó Teresa Piqueras, portavoz del PSOE. La edil lamentó que el presupuesto de 2022 llegase en septiembre y se aprobase en noviembre y que las modificaciones de crédito hayan superado los tres millones de euros. «No estamos de acuerdo con su gestión. Estos presupuestos en breve tendrá que ser modificados. No se adaptan a la realidad», dijo para tildar de «caduco y obsoleto» el proyecto del actual equipo de gobierno.

Por su parte, la edil de Plataforma por Adra, Esther Gómez, volvió a votar en contra. Gómez echa en falta actuaciones que considera importantes como un plan financiero y la depuración de créditos pendientes de cobro y débitos. «Las partidas en personal suben, pero no sube la mejora del mantenimiento en general», criticó, al tiempo que arremetió contra la dedicación exclusiva de 10 miembros del equipo de gobierno. El grupo municipal de Vox no intervino.

En su turno de respuesta, Heras se dirigió a Piqueras para insistir en que el presupuesto es una «estimación del gasto» y que hay que hacer frente gastos «sobrevenidos». Aprovechó para recriminarle su «falta de propuestas» para mejorarlo. «Perdemos el tiempo con ustedes, nuestras propuestas han ido a un cajón (...). Las inversiones llueven de otras administraciones y nos gastamos cinco veces más en los servicios», contestó.

A Esther Gómez, la concejala de Hacienda le trasladó que la deuda municipal se ha reducido en 11 millones de euros en los siete últimos años.

«Unas cuentas buenas para Adra»

A juicio del alcalde, Manuel Cortés, los presupuestos «son buenos para Adra» y «el resultado se verá en 2023». El regidor abderitano tomó la palabra antes de dar paso a la votación para dirigirse al resto de los grupos e insistir en que las cuentas «son fruto de una gestión responsable y eficaz».«Hemos conseguido reducir la deuda de forma muy significativa y, al mismo tiempo, ir aumentando progresivamente las inversiones y, todo ello, congelando impuestos», afirmó. Al PSOE, Cortés le reprochó su voto en contra: «Son las fechas». A Plataforma por Adra, su «no sistemático». El alcalde matizó que se harán «todas las modificaciones de crédito que sean necesarias» y garantizó que el coste de las liberaciones no ha variado. Aunque goza de mayoría, reconoció que le hubiese gustado alcanzar la unanimidad en la aprobación del presupuesto.