Adra silencia su feria durante «un mínimo de tres horas»

Adra silencia su feria durante «un mínimo de tres horas»

La medida ha sido aprobada por unanimidad y beneficia a los niños con síndrome de Asperger y con trastorno del espectro autista

MARÍA TORRESADRA

No habrá música alta, luces, ruidos ni fuertes olores en la Feria de Adra del próximo mes de septiembre. El Ayuntamiento de Adra ha aprobado por unanimidad silenciar durante «un mínimo de tres horas» el habitual bullicio del recinto. La medida pretende aliviar la ansiedad y, en definitiva, el sufrimiento que este tipo de alteraciones provoca en los niños con síndrome Asperger o trastorno del espectro autista.

Según se explicó en la sesión plenaria de ayer, se pretende establecer «entre tres a cinco horas» sin ruido. El horario definitivo será debidamente acordado con los feriantes para que esta iniciativa no perjudique los intereses de ningún colectivo. Podría llevarse a cabo una hora diaria, «al principio de la tarde», según apuntó la edil de Fiestas y Tradiciones, Elisa Fernández. La propuesta de acuerdo original establecía tres horas durante la celebración de las fiestas patronales, pero desde el PSOE se sugirió ampliar a cinco. «Una hora todos los días, si los feriantes no tienen inconveniente, para evitar problemas en los horarios y para que estos niños puedan ir todos los días a la feria», dijo al respecto su portavoz, Teresa Piqueras. Una sugerencia que el resto de los ediles aceptó. «No hay problema a priori en plantearlo», contestó Fernández que, asimismo, subrayó que se informaría de los horarios concretos a través de los libros de feria.

«Desde el Ayuntamiento de Adra se han puesto en marcha medidas en pro de las personas con diferentes capacidades, desde el ámbito físico como psicológico o sensorial, pero es necesario continuar evolucionando y adoptando diferentes medidas para hacer de Adra una ciudad cada vez más inclusiva de todos y para todos», según consta en la propuesta de acuerdo. Bajo esta premisa, se acordará con los feriantes establecer «entre tres y cinco horas» en la Feria de Adra «libres de ruidos, alto volumen o luces». Garantizar el acceso y disfrute de la feria a las personas con síndrome de Asperger o trastorno del espectro autista es el fin último de esta iniciativa.

Municipios como El Ejido y la capital también han aprobado recientemente una feria sin ruido para velar por los niños con autismo. Se suman a otras localidades como Sevilla, Écija o San Pedro de Alcántara, entre otras.

Temas

Adra