Arranca la legislatura en Adra

Primer pleno de la Corporación municipal, celebrado ayer. /M. Torres
Primer pleno de la Corporación municipal, celebrado ayer. / M. Torres

Ayer se celebró la primera sesión plenaria con ocho caras nuevas en el salón de plenos

MARÍA TORRESADRA

«¿Y dónde nos sentamos?». Fue la pregunta que más se repitió ayer en el primer pleno de la presente legislatura. Es la segunda que preside Manuel Cortés como alcalde de Adra y, gracias al acuerdo entre PPy Cs, la primera con mayoría absoluta. Los nuevos ediles, ocho, no sabían dónde ubicarse y los demás, algunos con distinto cargo, tampoco. Fue una de las anécdotas de una sesión de carácter extraordinario concebida para organizar áreas, comisiones informativas y retribuciones.

La fotografía del salón de plenos es distinta a la de hace cuatro años. Cortés vuelve a estar al frente de la Corporación. En la mesa presidencial, se mantienen Alicia Heras a su derecha y Carmen B. López a su izquierda. Se incorporan Elisa Fernández y Jose Crespo, que se estrena como miembro del equipo de gobierno como concejal de Presidencia. El PP aporta tres concejales más sin experiencia en política. Son 10 en total. Por su parte, Teresa Piqueras repite como portavoz del principal partido de la oposición. A su lado, Francis F. Guardia, el que fuera portavoz de Plataforma Ciudadana Abderitana en la anterior legislatura. Dos de los siete concejales del PSOE con nuevos.

En esta legislatura, destaca especialmente la presencia de Vox, con dos concejales, en la oposición. También la de Pedro Peña, edil de Cs, en este caso como miembro del equipo de gobierno. Completa la corporación Esther Gómez como única representante de Plataforma por Adra.

Debate plenario

Resueltas las dudas sobre qué asiento ocupar, comenzó el debate. Los concejales debatieron, en primer lugar, sobre la periodicidad de las sesiones plenarias. Al respecto, Teresa Piqueras apuntó que deberían celebrarse «la última semana de cada mes», como en Diputación, a partir de las ocho de la tarde. Un petición expresa para poder compaginar los plenos con las obligaciones laborales de cada uno de los miembros de la Corporación que no tienen dedicación exclusiva. Cortés, aunque asintió, advirtió la necesidad de ser «flexibles» para evitar coincidencias con las sesiones en la institución provincial. Tres de los 21 concejales de la Corporación municipal son diputados. Con la abstención de Vox, el punto salió adelante.

Posteriormente llegó el turno de debatir sobre las comisiones informativas y su composición._Presididas por el alcalde, estarán formadas por cuatro concejales del PP, 3 del PSOE y 3 del Grupo Mixto (1 de Vox, 1 de Cs y 1 de Plataforma). Aunque no sin debatir previamente la proporcionalidad de la representación, el punto salió adelante por unanimidad.

Tomó la palabra, entonces, Isidro Ferrio como concejal de Vox para denunciar que su grupo no había recibido la información de la sesión plenaria, punto que el secretario municipal desmintió afirmando que había sido remitida por correo electrónico. «¿Es normal que se reciba horas antes del pleno?», preguntó Juan Ibáñez, portavoz de Vox. El alcalde, que fue 'amonestado' por el secretario por decir públicamente el correo electrónico al que se envió la información y que pidió disculpas al respecto, también aclaró a Esther Gómez que su grupo y Vox están presentes en los consejos, pero que no constan en la información por un «error de secretaría».

No sería el único error de este tipo en este primer pleno de legislatura. Cortés se vio obligado a pedir «disculpas» por dichos errores «subsanables», que atribuyó a la complejidad del pleno, a la falta de personal y al escaso tiempo de preparación.