Los bolardos de Paseo de los Tristes, a debate en Adra

Los bolardos de Paseo de los Tristes, a debate en Adra

El PSOE considera «ilegal» su colocación y el equipo de gobierno defiende que hay que impedir que se estacione para garantizar el pasoa los peatones

MARÍA TORRES ADRA

En unos meses, será casi imposible estacionar en el Paseo de los Tristes. El Ayuntamiento ha blindado con bolardos una de las principales arterias comerciales de la localidad para impedir que los vehículos obstaculicen el paso de los peatones en sus aceras. La decisión, aplaudida especialmente por las personas con movilidad reducida, no ha gustado a algunos vecinos de la zona ni tampoco a algunos comerciantes.

De su malestar se hizo eco en la última sesión plenaria el principal partido de la oposición. Francisco López, concejal del PSOE, pidió al equipo de gobierno que revise el proyecto. A su juicio, la colocación de este elemento en los pasos de peatones entorpece el tránsito de los vecinos. «Es ilegal su colocación», dijo, al tiempo que entregó la documentación que así lo justifica. López aludió a la normativa vigente en Andalucía sobre accesibilidad para hacer esta afirmación. «Que no pongan más, se lo ruego».

Al respecto, el concejal de Seguridad, César Arróniz, aclaró que la colocación de bolardos en el Paseo de los Tristes responde a la petición expresa de las personas con diversidad funcional. La medida responde, además, a un estudio técnico para impedir que los vehículos estacionen en las aceras y está en regla. «Su ruego, en cualquier caso, se analizará por parte de los técnicos de este ayuntamiento», dijo.

Por su parte, desde el grupo Cs se puso el acento en el malestar del tejido comercial. Se trata de una vía céntrica, con mucho tráfico, y «supone una molestia que no puedan estacionar ni un momento». Un argumento que el alcalde, Manuel Cortés, no comparte: «Hay que velar por el interés general y las aceras deben quedar libres para que circulen los peatones, no los vehículos».

Medidas

Impedir que los vehículos estacionen en las aceras del Paseo de los Tristes para mantener despejada la acera de obstáculos es la intención que persigue el Ayuntamiento de Adra con la colocación de bolardos en una de las principales arterias de la localidad. Al respecto, el concejal de Seguridad, César Arróniz, matizó que se ha dado respuesta a los colectivos de personas con diversidad funcional. Además, apuntó que se han mantenido dos reuniones con el pequeño y mediano comercio para conocer sus impresiones. En este sentido, avanzó que se habilitarán zonas de carga y descarga en las calles transversales y que se repartirán «tarjetas especiales» entre quienes lo necesiten para evitar posibles sanciones de tráfico. Arróniz defiende las «aceras libres» y garantiza que, aunque se revisará, el proyecto cumple con la legalidad.