El Club Náutico de Adra convoca elecciones y busca candidatos que opten a presidirlo

La entidad, con 235 socios y medio siglo de trayectoria, tiene previsto concluir el proceso electoral «a finales de septiembre»

M. TORRES ADRA

Náutico de Adra ha convocado elecciones para elegir a la persona que lo representará durante los próximos cuatro años. Convocado el periodo electoral, que debe concluir «a final de septiembre», nadie se ha postulado formalmente para ocupar el puesto que Antonio Fernández ha desempeñado en los últimos 12 años. Con medio siglo de trayectoria, el de Adra es uno de los clubes más reconocidos del litoral mediterráneo.

Su vicepresidente, Pablo Pérez, ejerce actualmente de presidente en funciones. A la espera de la presentación de candidaturas, lo hará un par de meses más. Ser socio propietario, tener dos años de antigüedad, contar con el aval de 25 socios y el beneplácito de la junta electoral y de la asamblea general son algunos de los requisitos que se necesitan para optar la cargo.

La entidad, que echó a rodar en 1972 con una veintena de socios, está formada por 235 socios en la actualidad. Su primer presidente fue Emilio Robles. Antonio Fernández, la persona que tomó las riendas del club hace doce años, decidió no renovar su cargo por meros «motivos personales». A su juicio, las instituciones «hay que renovarlas con personas e ideas nuevas» y «12 años es mucho tiempo». «No es sano perpetuarse en el cargo y, si de mí dependiera, lo limitaría en los estatutos», comentó a IDEAL.

«Un reto personal»

Fernández, que durante más de un década ha dedicado su tiempo al club de forma altruista, reconoce que asumir el cargo no es fácil, pero que es «un reto personal muy bonito». «Lo importante es tener ganas de trabajar y afortunadamente el socio que decida dar un paso al frente y ser presidente del club tiene ya un camino trazado que, en base a los resultados obtenidos, es el adecuado», apuntó. Al respecto, añadió que el club necesita a una persona «honrada» y «austera en el gasto», que sepa gestionar como «si de su propio negocio se tratase». «Trabajas de forma altruista y exponerte constantemente a las críticas no es fácil», afirmó en sus primeras declaraciones públicas «como un socio más».

Desde su punto de vista, el Real Club Náutico de Adra es una entidad de la que presumir. «A nivel deportivo, es uno de los clubes más reconocidos y a nivel social también. Adra siempre se ha caracterizado por su hospitalidad y hemos intentado que los demás se sintieran como en casa. Prueba de ello son nuestras regatas, que no bajan de las 100 embarcaciones», aseguró. El abderitano seguirá ocupando la vicepresidencia de ACNA (Asociación de Clubes Náuticos de Andalucía).

Temas

Adra