Cortés, ni confirma ni desmiente

Manuel Cortés, candidato por el PP, durante la jornada electoral del pasado 26 de mayo. /María Torres
Manuel Cortés, candidato por el PP, durante la jornada electoral del pasado 26 de mayo. / María Torres

El PP se debate entre gobernar en minoría o pactar para lograr mayoría absoluta. Cs y Esther Gómez dicen que no ha habido comunicación con la fuerza más votada y en Vox niegan que exista acuerdo «a día de hoy»

MARÍA TORRESADRA

El futuro político más inmediato del Ayuntamiento de Adra sigue siendo una incógnita. Al menos, de forma oficial. A escasos días para que los concejales tomen posesión en el pleno de la Corporación municipal, la fuerza más votada ni confirma ni desmiente si finalmente gobernará en solitario una legislatura más o alcanzará un acuerdo para hacerlo con mayoría absoluta.

Ajeno en lo oficial a las directrices nacionales que dan por hecho un pacto de gobierno entre PP y Vox, Manuel Cortés, candidato a la reelección en la alcaldía abderitana, no desvela sus planes de momento. «Están todas las líneas de diálogo abiertas y no se ha descartado ninguna opción, gobernar en solitario o pacto de gobierno», han constestado a IDEAL fuentes del partido. Con más de 4.500 votos, 500 más que en 2015, el PP de Adra ha sumado un concejal. Con 10 de los 21 ediles, a las puertas de la mayoría absoluta. En la sesión de investidura prevista para este sábado, se incorporarán a la corporación municipal José Crespo, María Dolores Díaz, Antonio Sánchez y Patricia Berenguel.

Los populares podrían encontrar la tan ansiada estabilidad de gobierno pactando con Vox, Cs o Plataforma por Adra. Los primeros, con más de un millar de votos y el 9 por ciento del electorado, aportarán dos concejales: Juan José Ibáñez e Isidro Ferrio. «A día de hoy, no tenemos ningún pacto», ha asegurado a este periódico Ibáñez, cabeza de lista de la formación de Santiago Abascal en Adra. Parco en palabras, Ibáñez ha dicho que «no ha habido ningún acercamiento con el PP» y que está sopesando su postura en la investidura de Cortés. «No se ha cumplido el pacto nacional entre Vox y el PP ni tampoco se ha mostrado interés en este caso», ha apostillado.

Esther Gómez, única representante de Plataforma por Adra, ha adelantado que no ha habido «ninguna comunicación» entre el PP y la formación independiente. Avalada por más de 800 votos, Gómez ha avanzado que respeta la lista más votada y que el sábado «me votaré a mí misma».

Por último, el PP de Adra también podría pactar con Cs. Más de 600 votantes apoyaron la candidatura de Pedro Peña, que repite como único concejal de la formación naranja. Peña ha dicho que corresponde al PP tomar la iniciativa ante una posible negociación y «con Ciudadanos no ha hablado». Preguntado por un posible acuerdo, Peña ha reconocido que «está abierto a todo». «Consideramos que el PP debe garantizar la estabilidad en el Ayuntamiento de Adra por responsabilidad y ellos deben determinar con quién. Si se acercan a Cs, nosotros estableceremos las premisas que llevamos pidiendo ya cuatro años como son la transparencia o la necesidad de contar con unos presupuestos actuales, entre otros aspectos», ha añadido. Respecto al voto de este sábado, está en el aire. «Nuestra postura el sábado dependerá del tipo de gobierno que llegue a plantear el alcalde», ha advertido.

El líder de la oposición

Con 3.406 votos, el PSOE se postula como el líder de la oposición. Los socialistas han perdido un concejal con respecto a 2015, se quedan con siete representantes, e incorporarán caras nuevas al plenario como Sergio Aguilar y Encarna Román. Su candidata a la alcaldía, Teresa Piqueras, ha apuntado IDEAL que «no hay nada cerrado» y que su partido sigue «abierto a una regeneración del Ayuntamiento», tras 16 años de mandato del PP. «Se está haciendo una ronda de contactos y no descartamos nada. La mayoría está en la oposición», ha afirmado. «Somos la segunda fuerza más votada y tenemos la responsabilidad de hablar con todos los grupos para abanderar el cambio», ha añadido la secretaria de los socialistas abderitanos. En cuanto a las voces que sugieren su dimisión, Piqueras ha respondido que «no me constan». «Mi partido lo que me traslada es su apoyo total porque los resultados, aunque no han sido los esperados, se han mantenido», ha apelado.

Con todas las cartas sobre la mesa y a pocos días de la sesión de investidura, lo único cierto de forma oficial es que «no hay nada cerrado» que sirva para esclarecer el gobierno que estará al frente del Ayuntamiento de Adra durante los próximos cuatro años.