El Cristo crucificado más antiguo de Almería opta a recibir la Medalla de Adra

La talla fue esculpida por el imaginero granadino Alonso de Mena en 1623 y se cumplen 400 años desde su creación

M. T. ADRA

El Cristo de la Expiración podría recibir la Medalla de Adra si se cumple la propuesta que elevará a pleno el alcalde de la localidad, Manuel Cortés. Tallado por el imaginero granadino Alonso de Mena en 1623, es el Cristo crucificado más antiguo que procesiona en la provincia de Almería y se cumplen 400 años de su creación

El reconocimiento coincidiría con la celebración del Día del Municipio del ejercicio de 2023. La propuesta llega avalada por la Parroquia de la Inmaculada Concepción de Adra y las hermandades y cofradías del municipio y se ha trasladado a los grupos políticos que forman parte de la corporación municipal en junta de Portavoces. El objetivo es lograr «consenso y unidad»», en palabras del alcalde de Adra. «Esta imagen merece ser condecorada con este título tan relevante para el municipio, porque el Cristo de la Expiración forma parte importante de nuestro patrimonio histórico y cultural», justificó.

Peso histórico y artístico

El Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima de los Dolores sale en procesión cada Jueves Santo. «Es el crucificado más antiguo de la provincia de Almería, ya que los demás se perdieron durante la Guerra Civil, mientras que este logró salvarse. También es la imagen más antigua de la Semana Santa abderitana», apuntan fuentes municipales.

Fue tallada por el imaginero granadino Alonso de Mena y Escalante en el año 1623 y formó parte del programa de reconstrucción de la Iglesia de Adra tras el asalto turco de 1620. Entre 2010 y 2011, el Cristo de la Expiración fue sometido a una profunda restauración por parte de Enrique Salvo Rabasco, en la que recuperó su policromía original.