Deporte inclusivo, jugar a ser uno más

El encuentro se celebró el 14 de abril en Adra. /Agustin Ramínez
El encuentro se celebró el 14 de abril en Adra. / Agustin Ramínez

Adra sirve de escenario para un encuentro orquestado por el jugador Ismael Torres, que contó con la presencia de Roberto Chinchilla, actor de Campeones

MARÍA TORRES ADRA

Quieren gritarle a la sociedad que no hay barreras, que pueden, que aprenden y que también enseñan. Que sobran ganas y faltan oportunidades, también en el plano deportivo. De la mano del jugador de baloncesto Ismael Torres, tres colectivos de personas con diversidad funcional se han dado cita en Adra para participar en un encuentro concebido para «dar luz» a su extraordinaria capacidad de superación y a su ímpetu por ser uno más.

La del pasado domingo fue una jornada «inolvidable» para las 140 personas que participaron, incluyendo a los monitores y voluntarios que se quisieron sumar a la iniciativa. Un soplo de aire fresco para los deportistas y para sus familias. Una lección de vida para los demás. Organizado por Campus Isma Torres y divididos en grupos, practicaron fútbol y baloncesto, entre otras disciplinas. Con el club Marrajos, jugaron al rugby. Con Cruz Roja, aprendieron a realizar masajes cardiopulmonares y tomaron nota de algunas nociones de primeros auxilios.

El encuentro, celebrado en las instalaciones deportivas del instituto Abdera de Adra, terminó con una comida de convivencia y con la proyección de la película Campeones en el Salón Municipal.

Respaldo social

Alrededor de una veintena de empresas abderitanas respaldó con su patrocinio esta primera Concentración de Deporte Inclusivo, que contó con la presencia del club para personas con diversidad funcional Abdera Fenicia de Adra, ACIFA de Tabernas y AIDA de Roquetas. «A Toda Vela estaba invitado, pero no pudo asistir», se ha puntualizado. También contó con la especial implicación del Partido Socialista abderitano y del actor de la película Campeones Roberto Chinchilla, invitado de excepción.

«Quería hacer algo grande y hacerlo en mi pueblo, en Adra. También quería echarle una mano al club deportivo Abdera Fenicia porque me encantó la idea desde que la conocí», ha reconocido a IDEAL. Ayudado por su equipo, un grupo de personas comprometidas de la provincia, se puso manos a la obra para contactar con las asociaciones y con el actor de la mejor película de la última edición de los Premios Goya.

Un corazón «enorme»

«A Roberto se le saltaron las lágrimas durante la proyección de Campeones y la ha visto más de 50 veces», ha dicho Torres. El actor fue uno más : «Tiene un corazón enorme, siempre al lado de los chavales, sin parar de correr». Chinchilla, que compartió mesa y mantel con los deportistas y con sus familias, reivindicó «más ayuda» para lograr una inclusión real, no sólo en el plano deportivo, sino en otros de especial relevancia como el laboral. «No hay barreras; las barreras las crea la propia sociedad», coincide Torres.

Agradecido, el jugador de baloncesto confía en que este encuentro sea el primero de muchos: «Quiero que toda España se vuelque, hay que darles luz y hacerlos visibles».

«Me quedo con la sonrisa de esos deportistas. Mi esfuerzo no es nada si lo comparas con lo que ellos te dan», ha dicho. Agradecido también con el actor Roberto Chinchilla y con su madre -porque «te enseñan»- , la experiencia ha resultado ser muy enriquecedora a partes iguales. «Lo cambiaría todo por seguir aprendiendo de ellos. Es más grande que ganar la medalla de oro de los Juegos Mediterráneos», ha confesado.