Detienen a un hombre en Adra por estafar más de 25.000 euros online

Un hombre navega por Internet en su ordenador./IDEAL
Un hombre navega por Internet en su ordenador. / IDEAL

Una denuncia interpuesta en Pontevedra permitió dar con este individuo al que relacionan con ventas fraudulentas realizadas en todo el país

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Un vecino de la localidad de Sangenjo, en la provincia gallega de Pontevedra, denunció el pasado mes de diciembre ante la Guardia Civil que había comprado un motor fueraborda a través de Internet por el que había pagado más de 2.400 euros, ingresándolos en la cuenta bancaria aportada por el vendedor. Sin embargo, el tiempo pasaba sin que llegara el artículo adquirido. Tras recibir la denuncia, el Instituto Armado inició una investigación sobre los hechos que derivó en la detención de un hombre en Adra como presunto autor de un delito de estafa al que se añadirían otros similares registrados en distintas ciudades españolas.

Según indicaron fuentes de la benemérita, el detenido basaba sus acciones en «ganarse la confianza de los clientes» que se interesaban por los artículos que ofrecía en distintas páginas web y en redes sociales facilitándoles número de teléfono asociados con tarjetas prepago «a nombre de personas extranjeras». Una fórmula, sostienen desde la Guardia Civil, que le permitía «ocultar su verdadera identidad». Una vez que habían concertado la venta, incluso empleaba facturas falsificadas «con el logotipo y la razón social de otras empresas» con objeto de «reforzar» su estrategia. Finalmente, el comprador ingresaba el importe fijado en la cuenta, de donde se retiraba de forma inmediata.

Bajo el nombre de 'Operación Mercury', la Guardia Civil de Sangenjo logró obtener la identidad del presunto autor de la estafa, que ya contaba con antecedentes delictivos que lo relacionan con otras cometidas en distintas provincias y que, en conjunto, alcanzarían un cifra superior a los 25.000 euros.

Así, tras localizarlo en primer lugar en Granada, fue en el municipio de Adra donde la Guardia Civil de esta localidad procedió a la detención de G. M. M. P., de 35 años de edad, por varias reclamaciones judiciales que tenía pendientes, comunicándole, además, que estaba siendo investigado como presunto autor de la estafa denunciada por el vecino estafado en Sangenjo.