El escritor abderitano José Piqueras ambienta en la Alpujarra su primera novela

El escritor abderitano José Piqueras ambienta en la Alpujarra su primera novela

AGENCIASADRA

El abderitano José Antonio Piqueras se estrena en el mundo literario con 'Terral', una novela ambientada en la Alpujarra. El libro deja al descubierto los secretos de una saga familiar que vive en los años 1937 y 2012. Su protagonista, Enrique Narváez, es un brillante y joven abogado cuya vida parece perfecta, aunque en realidad es pura fachada. La obra ha sido presentada recientemente en Adra con la presencia del autor y del alcalde, Manuel Cortés.

Arropado por amigos y familiares, el autor desgranó algunos de los motivos por los que decidió tomar la iniciativa de escribir esta novela, sus personajes principales y el hilo conductor de su argumento. 'Terral' sumerge al lector en el mundo agrícola almeriense de Alcor, un pequeño pueblo de casas encaladas y escenario de un choque de fuerzas entre pasado y presente. Disponible en versión física y digital, el libro arranca con la decisión de Enrique Narváez de abandonar Madrid tras un violento incidente, que le hace volver a su tierra natal para reconciliarse con un pasado del que había renegado. A modo de metáfora, el autor recrea en ese viaje el viento caliente y racheado de terral, un fenómeno atmosférico capaz de alterar el ritmo de vida de cualquier persona.

«El personaje de Enrique es un poco contradictorio. Y es por eso mismo por lo que me parece enormemente atractivo. Es un profesional de éxito, lleva una vida relativamente cómoda y tiene prácticamente todo lo que quiere a su alcance; sin embargo no es feliz; se siente atrapado, viviendo una vida que realmente no le llena», ha señalado el autor a Europa Press.

La obra relata distintas muertes sospechosas y otros sucesos que aparentemente no tienen una explicación racional. Piqueras confiesa que, desde su niñez, tuvo siempre alguna novela de misterio en su mesilla de noche, de autores como Agatha Christie o Artur Conan Doyle y, por lo tanto, es un género que conoce «bastante bien» y en el que se siente «cómodo».

Alcor tiene «una pizca de cada uno de los pueblos de la Alpujarra almeriense». «Son las vivencias de amigos, familiares cercanos y conocidos las que inspiran Terral en su mayor parte», declara. Habla, además, de personas «perdidas» en una sociedad frenética.

Antonio Piqueras actualmente trabaja en una multinacional española de telecomunicaciones y ya está inmerso en su segunda novela.