Estudiantes de Adra miden su talento artístico y su nivel de inglés en Gaviota's Got Talent

El profesorado motiva a los alumnos a través de una puesta en escena original y divertida formada por 16 actuaciones

M. TORRES ADRA

. 'Gaviota's Got Talent' ha llegado para quedarse. Se trata de un nuevo proyecto bilingüe diseñado para medir el nivel de inglés de los alumnos, pero también para poner a prueba su talento artístico. Un total de 16 actuaciones se sucedieron en una primera edición que se saldó con la victoria de Julia Rodríguez, una estudiante que sorprendió a compañeros y profesores con la composición del tema 'Please Don't Go that Fast'.

Brillante resultó también la actuación de María del Mar Lorenzo 'Madi' y Gonzalo Martínez, por su baile y su canto, respectivamente, que se hicieron con la segunda y tercera posición de este particular concurso. Sus actuaciones fueron valoradas por un jurado profesional, compuesto por docentes del centro; un jurado popular; y la votación del público mediante un sistema telemático a través del móvil.

La presentación corrió a cargo del responsable del departamento de bilingüismo del centro, Ismael García. Entre los asistentes, el alcalde de Adra, Manuel Cortés, que felicitó a los participantes. «Destacar la buena labor del IES Gaviota, que trabaja continuamente para desarrollar proyectos tan beneficiosos para sus alumnos y alumnas, como el que hemos disfrutado», dijo. Estuvo acompañado por los concejales de Educación y Hacienda, Pedro Peña y Alicia Heras, y del director del instituto, Antonio Montes.

Una herramienta más

'Gaviota's Got Talent' es un proyecto bilingüe que nació como «escaparate» para dar la oportunidad a los estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria de mostrar su talento. El proyecto fue presentado a las puertas del Ayuntamiento, a principios de este mes de junio, con una demostración de baile y un rap . Impulsada por los departamentos de Música y Educación Física del IES Gaviota, dirigidos por las docentes Luz Pérez y María José Sánchez, la jornada resultó ser muy enriquecedora. «Queremos sacar la música y la educación física de las aulas y demostrar el trabajo realizado durante todo el curso», justificaron. Una intención que, además de motivar a los alumnos, refuerza sus conocimientos de inglés.